“Urdangarin y la Infanta Cristina cenan en el restaurante de lujo Via Veneto el día que se comunica el embargo.”


El magnate Cecil Chao ofrece una vida de lujo y poderío al hombre que se case con su hija…lesbiana. Nada hay que no pueda el dinero, o eso creen los que todo lo resuelven sacándole brillo a la Visa.via veneto

La noticia más leída en El Periódico es: “Urdangarin y la Infanta Cristina cenan en el restaurante de lujo Via Veneto el día que se comunica el embargo.”

Gastarse una media de 125 euros por persona, vino a parte, el día en el que los comensales se están viendo abocados a un “empobrecimiento injusto”, según su abogado, es  tener un don especial para complicar un situación ya de por sí difícil.

El problema no es buscar un buen novio a la heredera lesbiana o hacer una celebración cuando nada hay que celebrar; la cuestión determinante es que la realidad es la que es aunque vistamos a la mona de seda. Ni la muchacha acabará siendo la matriarca de una familia tradicional ni la monarquía española saldrá ilesa de una presunta patraña que es un auténtico insulto.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El Periódico. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Urdangarin y la Infanta Cristina cenan en el restaurante de lujo Via Veneto el día que se comunica el embargo.”

  1. Arturo (que no Sir Arthur) González dijo:

    Me apetecía hoy, tras las noticias, algo de Ciencia Ficción, o si lo prefieren y dicho sea desde el mayor respeto para quienes hoy celebran el Año Nuevo, un “cuento chino” . Por eso mismo, el que escribe y cuenta, que seguro que desvaría 🙂 advierte a todo posible lector que: cualquier parecido con la realidad, será pura coincidencia.

    Imaginen ustedes que, la chica esta, la chinita que en Lesbos tiene su norte y su guía, se enamorase (encoñase perdidamente dirían otros) de su pareja, tal vez (presuntamente por si las moscas) algo “jeta”. Imaginen que además, por más que el padre rechazase y reprobase a la pareja de su hija… era su madre la que, por otro lado, se desvivía por apoyarlas e “integrarlas” en el clan familiar.
    Patético, ¿verdad?

    Imaginen ustedes que, tras siglos de pregonar las bondades de la “sangre cian & yellow”, los tiempos y el progreso demostrasen que no, que roja como todo quisque y que, entonces, admitiendo a regañadientes esa “igualdad”, los elegidos y bendecidos por vaya usted a saber qué deidad o dragón alado heráldico se dedicasen, con sus actos y amparándose en ciertos privilegios, en seguir siendo diferentes; que hiciesen abstracción (burla dicen algunos) de las normas que rigen para todos. Imaginen que están empeñados en que el arroz para ellos siempre, siempre, sea “muchas delicias”… aunque los demás se las vean y deseen para llevar un solo grano al cuenco.
    Injustificable, ¿verdad?

    Imaginen ustedes que, para más despropósito, cuando alguien les señala con el dedo se amparen en los vericuetos de las mismas normas que se han saltado con pértiga (a pie llano no daba de sí la maniobra) y se rasguen las áureas vestiduras pregonando que se les “trataba y empobrecía indebidamente”. Imaginen que también, en esta tesitura y con toda lógica por supuesto, por aquello de: “a las penas, puñaladas”, se diesen un buen homenaje los pobrecillos, aunque el común de los mortales no alcance a comprender que se trata tan sólo del normal desagravio al monumental disgusto que llevan encima.
    Complicado de asumir, ¿verdad?

    Pues eso, que menos mal que se trata sólo de un cuento, nada que tenga que ver con el ordenado día a día de este país, una tierra en que la Justicia es igual para todos y a cada cual se le trata con arreglo a su mérito y capacidad; un lugar en que las virtudes y la honestidad son valores por todos reconocidos y respetados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s