“Rajoy confirma los recortes: sube el IVA, elimina la paga de Navidad a los funcionarios y revisará la jubilación.”


Llamazares no se lo cree. Se echaba las manos a la cabeza, literalmente, mientras Rajoy anunciaba para qué iba a usar sus tijeras; esas que últimamente domina con la destreza de un sastre loco.

El líder de Izquierda Unida estaba perplejo, nosotros también. Con cada recorte nos trasladaba a otros tiempos, cuando los sindicatos luchaban para conseguir lo que se ha eliminado de un plumazo por los mismos que unos meses antes les demonizaron ante la opinión pública.

Qué borregos somos, que maleables y que “distraibles”: nos convencen de que los sindicatos son unos chupopteros, de que los funcionarios son una pandilla de vagos y nos distraen con una cabalgata de borrachos vestidos de rojo porque una noche metieron cuatro goles.

Harta del pan y del circo, de listos y de buena gente que se lo traga todo sin dudar, leo el diario y veo que la noticia más de La Vanguardia de hoy es: “Rajoy confirma los recortes: sube el IVA, elimina la paga de Navidad a los funcionarios y revisará la jubilación.”

Que viva nuestra capacidad de desconcentración y de credulidad: quizás solo así es posible vivir el día a día sin acordarse de todos los antepasados de los que están y de los que estuvieron.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en La Vanguardia. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a “Rajoy confirma los recortes: sube el IVA, elimina la paga de Navidad a los funcionarios y revisará la jubilación.”

  1. Chelo dijo:

    … y rebajan la prestación por desempleo, y eliminan la cotización a la seguridad social a los de la ley de dependencia (y les bajan la prestación), y suben “el IVA de las chuches” (ojo, manteniendo el iva bonificado del sector turísitico, válgame)… Y por la banca se bajan los pantalones ante Bruselas todo lo que sea necesario y más, pero a las personas que están peor, a los que necesitan realmente ayuda para sobrevivir, como lamentablemente no tienen ni lobbies ni grupos de presión ni amigos del colegio ni familiares en el gobierno, a esos “dales otro palo que se quejan poco”. Son unos sinvergüenzas, porque las únicas muestras de vergüenza que se ven ante esta vergonzosa actitud, son de vergüenza ajena. Y, sobre todo, unas malas personas, porque ver a alguien que necesita ayuda, que está en las últimas, y pisotearlo para conseguir un beneficio es de ser un malnacido. Disculpe el que lea esto mi tono, pero es que últimamente cada vez que leo las noticias me doy cuenta de que me están clavando otra daga por la espalda y, por decirlo suavemente, me enfado. Y me enfado más cuando pienso que todavía no llevan ni un año de legislatura. A este ritmo cuando hayan pasado los cuatro años habremos vuelto al feudalismo en cuestión de derechos sociales.

    • Manuel López dijo:

      No hay nada que disculpar, Chelo. Si te subes a una mesa (que por las paredes ya nos subimos todos, y lo que nos queda…) podrás decirlo más alto, pero no más claro.
      Estos “amigos de sus amigos”, serviles hasta la náusea y lametraseros sin recato para con los que tienen el monedero por el cierre, se muestran ahora tal como son.
      Tiene este gobierno dos varas de medir: la larga en favores para aquellos a quienes se deben y de quienes esperan en correspondencia, para la “gente de calidad”, de los de su especie; y la corta cargada de mano dura (firme la llaman ellos) para los que, como los funcionarios, no pueden ni esconder un duro en sus decrecientes nóminas y para aquellos a quienes vienen -viernes a viernes- negando el pan y la sal, incluso su lugar bajo el sol, para los más desfavorecidos.

      Son lo que son y cuando empuñan la tijera y la pluma, cortan el aire para respirar a quien más lo necesita y firman con toda naturalidad sus latrocinios en el BOE.
      Se les conoce -como no podía ser menos- por sus obras… esas que todos intuíamos que llegarían, pero que se guardaron muy mucho de exponer con palabras en el programa de la campaña electoral… y mira que era fácil, y simple: “a mandar, que para eso estamos dicho con una sonrisa hacia la oligarquía de siempre y más palo para quien ni nos importa lo más mínimo ni se sostiene ya en pié…”
      Ahora, a los dictados de Bruselas y las observaciones de la banca, es la apoteosis del programa oculto, la hora de la verdad… sólo ahora, y con hechos, sabemos lo “popular”
      que puede llegar a ser este partido.
      En realidad, y aunque sea el derecho al pataleo en este momento, lo que de popular le queda (aunque les duela) es la obligación de “someterse a reválida” de aquí a cuatro años como máximo… pero también es cierto que pueden hacerse muy, muy largos 🙂

      • Tudi Martín dijo:

        Un placer leeros a los dos…lo mejor de este blog es contar con vuestras opiniones y, aunque no me molestan las que no coinciden con la mía, en este caso debo deciros que no puedo estar más de acuerdo con los dos.
        Es muy difícil avanzar y tremendamente sencillo retroceder. Esta gente ha vivido por encima de nuestras posibilidades, y lo peor es que sigue haciéndolo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s