“Eurovisión 2012: La sueca Looren arrasa en Bakú con su Euphoria.”


El otro día un amigo me hablaba de “la economía de la esperanza”. Dicho así puede hasta sonar bien pero no se refería a una actitud esperanzada, más bien quiso decir la “economía del quizás”.

Pasamos el día trabajando por lo que podrá ser, no por lo que es, algo que nos lleva a ingresar dos tras invertir tiempo y esfuerzo en ocho. Así las cuentas no salen, pero seguimos esperanzados por el quizás.

Hoy la noticia más leída del diario ABC es: “Eurovisión 2012: La sueca Looren arrasa en Bakú con su Euphoria.”

Debo reconocerlo, últimamente vivo en un ay viendo posibles agujeros económicos por todos sitios. Después del socavón de Bankia me sobresalta hasta la posibilidad de un Madrid olímpico.

Menos mal que “Euforia” venció a “Quédate Conmigo”: corríamos peligro de tener que organizar la final en una carpa de feria.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en ABC y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Eurovisión 2012: La sueca Looren arrasa en Bakú con su Euphoria.”

  1. Néstor Fernández dijo:

    🙂 Pues continuando con el juego de palabras creo que puede decirse que en pasados momentos de “euforia” (desatada y burbujeante) cuando se pensaba que el monte era todo orégano y las vacas siempre gordas, algunos parece que se han “quedado con nosotros” (que nos han llevado al huerto y hundido en la miseria)
    En sus locas fantasías y delirios de grandeza, entre pelotazos y negocios lateríticos, cuatro listos y unos cuantos incompetentes más se han quedado con todos nosotros… y de paso con nuestros ahorros, nuestras carteras y nuestras nóminas desintegradas por el desempleo, congeladas o reducidas.
    La carpa, visto así, tendría sentido, porque todo esto y las soluciones que después se han venido arbitrando, han resultado ser de circo.
    De puro circo es el pretender ahora que los modestos, a golpe de austeridad hasta la hambruna y el desahucio, son quienes deben esforzarse para salir de la crisis. Semejante planteamiento me recuerda los malabarismos imposibles en que todo da en el suelo, el ilusionismo cutre en que la trampa y el cartón quedan a la vista, al payaso sin gracia por simple, chabacano y carente de toda gracia… y tambien, por supuesto, aquello tan de circo de: más difícil todavía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s