“Evo Morales expropia la filial de Red Eléctrica de España en Bolivia.”


Los Estados son personas: algunos altivos, otros honestos, los hay trabajadores. Hay Estados coherentes, temerosos, débiles, miserables, míseros, detestables, ejemplares.

Argentina nacionaliza YPF: un Estado acomplejado y poco previsor. Ahora Bolivia nacionaliza la filial de Red Eléctrica de España: un estado cobarde y sin personalidad.

Hoy la noticia más leída en el diario El País es: “Evo Morales expropia la filial de Red Eléctrica de España en Bolivia.”

Como las personas, los países deberían hacer un esfuerzo de superación, generar confianza a su alrededor, mimar relaciones y no actuar con la intención de acabar rodeados de bufones que rían sus gracias. Para payasos, el circo.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El País y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Evo Morales expropia la filial de Red Eléctrica de España en Bolivia.”

  1. Manuel Lardiés dijo:

    Argentina con YPF, ahora Bolivia con Red Eléctrica de España. No están saliendo demasiado bien parados los intereses económicos españoles en el extranjero. Tal como van las cosas parece que más que la “madre patria” desde el otro lado del charco se nos considera o bien la madrastra de Blancanieves, o la Vaca Lechera a la que es posible exprimir las ubres hasta agotarla.
    Del árbol caído es sabido que todos hacen leña, pero nadie había advertido sobre la posibilidad de que ésta, la leña, pudiera comenzar a hacerse incluso ante los primeros bamboleos, cuando la supuesta caída no se ha producido.

    Pero no va por aquí lo que deseo apuntar, que hoy en plan desenfadado e iconoclasta mis meditaciones van por otro camino: pensaba que la única diferencia entre calficar estos hechos como “imprevisión y debilidad intolerables” y “avatares del destino”, entre el discurso apocalítptico y el discurso dialéctico (“con Bolivia hay buena comunicación, esto es diferente”) radica únicamente en el color del banco que acoge las posaderas de sus señorías. Por supuesto si éste es azul, no es nada grave, no hay de qué preocuparse… pero cuando esas mismas voces partían desde un escaño tapizado en rojo y ubicado a la derecha, y eran otros los atrincherados sobre los bancos del gobierno: ¡qué diferente hubiese sido la lectura, qué distintos el tono y el mensaje!
    Mientras un desastre no lo sea para unos y otros, mientras valga más la apariencia que solucionar en conciencia, estamos aviados. Con semejantes actitudes una y otra vez esto parecerá la Torre de Babel, la comedieta de Ponza, un auténtico e inútil diálogo de besugos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s