“Guardiola cierra su era.”


Todos pasamos de largo antes o después: por las empresas, por la vida de los otros, incluso por la nuestra propia.

Hay personas que cuando cierran la puerta dejan sosiego. Su marcha se aplaude porque con su presencia enrarecen el ambiente y generan constantes malos entendidos aún sin pretenderlo.

Es una cuestión de actitud interior, una decisión que se toma con uno mismo: la de vegetar no influyendo en los acontecimientos, la de facilitar ayudando al entorno o la de entorpecer zancadilleando cualquier acción posible.

La mayoría de nosotros somos un híbrido de estas opciones pero determinadas personas destacan por una de ellas: es así como tropezamos con pasotas, con gente entrañable y con personajes detestablemente tóxicos.

La noticia más leída en el diario El Mundo es: “Guardiola cierra su era.”

Gracias Pep por haber demostrado en un mundo tan competitivo como el fútbol que otras formas son posibles: eres el puto amo (con perdón).

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El Mundo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Guardiola cierra su era.”

  1. Enrique Ferrer dijo:

    Una vez más se constata que no sólo importa el qué se hace, sino también cómo se hace, si es que son en realidad cosas distintas, que no es algo que siempre se perciba con la necesaria claridad. El qué, el cómo y el porqué suelen ir estrechamente unidos.
    La gente extraordinaria, la que de veras merece la pena, lo es en todo momento y situación. No quiero decir que, por un instante no puedan perderse el equilibrio y tal vez los papeles, no seríamos humanos si así fuese, pero son la tendencia que marca una trayectoria, la continuidad y la permanencia en las actitudes las que cuentan. Algo que, en el caso de Guardiola han de reconocerlo incluso sus rivales, porque no creo que tenga nadie motivos para sentirse enemigo de una persona que en todo momento ha sido ejemplo de mesura y de un respeto exquisito para con los demás, estuviesen donde estuviesen posicionados.
    Ahora, ante su marcha, es tal vez oportuno recordar la manera en que se condujo ante el anterior presidente del Barça, como ha driblado estos años con los bretes en que más de uno pretendió colocarlo, la actitud de no querer entrar nunca en la espiral de agresividad en que a veces se le ha querido introducir.
    Lo gestionó todo sin demasiado estrépito, lo hizo todo sin faltar a lo que él mismo pensaba, sin entrar en la descalificación ni dejar resquicio a cualquier interpretación indeseada; algo que sin duda no ha debido resultar siempre demasiado sencillo.
    Pep Guardiola ha demostrado que quien es elegante, el que ha demostrado ser un genio y sobre todo consecuente y honrado, lo es hasta en la hora de su mutis por el foro, en su salida de escena. No es sólo un entrenador sobresaliente el que deja vacante el banquillo del Barça, es una gran persona la que ha pasado página, la que se despide.
    Sólo queda darle las gracias por la lección que nos da con su comportamiento y, por supuesto y a sabiendas de que con toda seguridad no va a necesitarla, desearle mucha suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s