“Seis leyendas urbanas sobre el agua.”


Los tópicos son atajos golosos que tomamos con frecuencia para evitar el esfuerzo que implica analizar.

Todo análisis requiere de varias etapas ineludibles: adquisición de información, contrastar la misma y extracción de conclusiones. Un proceso farragoso y tedioso para muchos.

La noticia más leída del diario ABC es: “Seis leyendas urbanas sobre el agua.”

El problema sucede cuando las ideas preconcebidas no son cuestionadas ni por un momento, adaptando nuestra existencia a esas verdades inciertas.

En ese acortar caminos es cómodo pensar que la rubia es tonta, que el madrileño es un chulo, que la portera es una cotilla o que el negro la tiene más larga; a todas luces, y por una vez, este último es el único que sale ganando en esto de los tópicos.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en ABC y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Seis leyendas urbanas sobre el agua.”

  1. Rafael López dijo:

    Recuerdo, con toda frescura y nitidez, lo que solía decirnos un viejo profesor de filosofía que tuve hace años. Afirmaba el hombrecillo, y sabía de qué hablaba, que :”siempre que se generaliza, se miente”
    Obvio es decirlo, tenía razón, toda la razón. Y conforme van pasando los años cada vez le concedo mayor cuota de certeza en aquella tesis aunque, para colmo y paradoja: es a su vez… ¡¡una nueva y mal disimulada generalización!!. 🙂

    Generalizar es algo así como aplicar la consabida consigna del “café para todos” obviando que unos lo prefieren y toman con leche, otros cortado, algunos sólo, otros más americano…
    Pero hablábamos de tópicos. Pues bien, ¿qué es un tópico?
    En términos vulgares diremos que una generalización con “visos de aparente verdad” y comúnmente aceptada; algo que participa en esencia y aroma con ese café que se postula para todos… aunque deja fuera significativos matices, y aquí es donde mejor se manifiesta lo que tiene de injusto.
    Podemos admitir de entrada –aunque sería harto discutible- que tras el tópico hay una serie de casos que, por comprobados y repetidos lo han hecho nacer. Vendría a ser dar por bueno el conocido aforismo de que “cuando el río suena, agua lleva”… pero no todo lo que suena es agua ni ésta, el agua, siempre suena.
    Un topicazo puede parecer “adecuado”, por apropiado en primera instancia y estadísticamente repetido… en el fondo algo similar a un axioma, aunque desde la superficialidad.
    Pero incluso entonces habremos de recurrir, según se prefiera, al Derecho o al refranero para evitar errar.
    Al Derecho recordando que existen las presunciones “iuris tantum”; es decir, que aunque dadas por válidas de entrada, siempre admiten la prueba en contrario. Al refranero recordando esta vez que, por más que lo parezca… “no todo el monte es orégano” y que “el hábito no hace al monje”.
    Los tópicos, desde la simplicidad de juicio o la pereza, siempre han tenido su lugar entre nosotros… pero conforme pasa el tiempo, a pesar de esa supuesta conciencia crítica que el progreso ha traído, lo que se constata es que ha crecido, se ha hecho cada vez más fuerte. Prejuicios, filias y fobias, recurso fácil a consignas y supuestas e indemostradas verdades; todo esto late bajo la mayoría de los tópicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s