“El presunto asesino de Tolouse tenía planeado volver a matar hoy.”


Estoy contenta: hoy he sabido de alguien que ha encontrado trabajo. José Iván Rosa Vallejo, el marido Soraya Sáenz de Santamaría, ya es consejero de Telefónica. Me mola este fichaje porque se cerró después de que el matrimonio cenara con el secretario general de dicha compañía: cuánta complicidad marital denota llevarse a la pareja a cerrar los detalles de tu contrato laboral.

Otra alegría ha venido de la mano de una declaración gubernamental: el marroquí que quedó tetrapléjico en una comisaría “se autolesionó”, dice la subdelegación de Gobierno de Guadalajara. Deberían añadir que se autolesionó con ganas. Seguro que tienen razón y estamos protegidos por los que cobran para ello.

No cesa la avalancha de buenas noticias; la noticia más leída hoy en el diario ABC es: “El presunto asesino de Tolouse tenía planeado volver a matar hoy.” Eso sí, antes lo han acribillado después de asustarlo con múltiples detonaciones.

Cuando los acontecimientos que parecen imposibles llegan a suceder se recobra la confianza en la condición humana y en uno mismo. Aunque, vista actualidad, preferiría sentirme más segura por haber cambiado de marca de compresas.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en ABC y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “El presunto asesino de Tolouse tenía planeado volver a matar hoy.”

  1. Ramón Cardiel dijo:

    El que no sonríe es porque no quiere. En definitiva la vida, y más en este tiempo de eufemismo, puede ser contemplada desde diversos puntos de vista, y me parece bien, que la monovisión desde la angustia no ha traído nunca nada bueno. Pero hay límites. No se puede aplicar el:”no hay mal que por bien no venga” como un recurrente y universal anestésico, porque por más que lo intente uno hay situaciones a las que no se encuentra la cara amable.
    A pesar de todo voy a intentar (sin creer en él por lo que apunto) ensayar este neolenguaje del conformismo que los intereses de siempre parecen estar fomentando a mansalva:

    – No te quejes por haberte quedado en paro; piensa que te han regalado mucho, muchísimo tiempo libre. Tampoco por no tener subsidio cuando lo agotes, que sólo se trata de colocarte en posición de estimular tu ingenio y tu creatividad. Muévete, que te lo ponen a huevo.

    – No te angusties si no tienes con qué llenar hoy la olla, que la buena noticia es que será la más segura de las maneras de guardar la línea. Las estadísticas, ya lo sabes, denuncian sin cesar el exceso de ingesta calórica en este nuestro primer mundo. Te están haciendo un favor que se traducirá en salud… lo que de paso permite recortar el gasto en el sistema sanitario.

    – No se debe llorar porque a uno le hayan cortado el teléfono, el gas o la luz por no poder atender los recibos, que después de todo estamos en tiempo de ensaladas, no hay nada como la comunicación cara a cara ni tampoco nada que pueda brillar en la oscuridad más que una sonrisa. Ya sabes, la única energía limpia y barata es la que no se consume.

    – No te preocupes si en algún momento te asalta la inquietud de no tener futuro, que puedes estar seguro de que alguien, en su infinita bondad, lo está decidiendo por ti y te lo hará saber presentándotelo atado y envuelto para regalo. No intentes alcanzar con tu pobre intelecto el nivel de planificación de esos elegidos que miran sin cesar por el bien de todos.

    – No estás en lo cierto si crees que te han recortado prestaciones y derechos, que lo que se está haciendo es colocarlos en su justa dimensión para garantizarlos: has vivido por encima, muy por encima, de tus posibilidades, y por eso mismo, para tutelarte, han llegado Paco, o Arturo, o Dolores, o Soraya, o Emilio & Mariano con la rebaja. En definitiva estás de suerte.

    Queda demostrado, de nuevo, que no hay motivos para la preocupación, que somos unos quejicas, que no alcanzamos a comprender la grandeza de los nuevos tiempos.

    … dicho todo lo cual, simplemente, desde mi heterodoxia e incredulidad por ignorancia, sólo añadiré. ¡¡ y uno de pato!! por aquello de que son más grandes 🙂

    • Tudi Martín dijo:

      No soporto el lenguaje del conformismo: nada bueno ha salido nunca de él. Dejarse llevar sin aportar nada solo deja dinámicas marcadas por la mala práxis y las manías de los que en ellas intervienen.
      El “siempre se ha hecho así” es el auténtico motivo para dejar de hacerlo.
      Gracias por tu comentario Ramón y vuelve siempre que te apetezca, me gustará volver a leerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s