“Se los tragó la tierra”.


Qué fue de…aquella profesora de aerobic que daba clases en la tele, o de aquel crítico cinematográfico que en los intermedios nos mandaba a hacer nuestras necesidades al baño, o de aquel político que decía que los experimentos había que hacerlos con gaseosa…

Hay tantos recuerdos que carecen de presente. Tantas experiencias pasadas que han visto cortada su continuidad porque sus protagonistas han quedado sumidos en la nebulosa del anonimato.

Es legítimo desaparecer, pero en ese truco de magia orquestado por el bien propio, se arrebata a la multitud lo que con ella se compartió.

Qué fue de… y el interrogante sigue abierto. Tanta buena gente que pasó por nuestra vida a la que le debemos tantos momentos fragmentados. Qué sería de nuestra existencia si la desposeyéramos de todos  a los que les perdimos la pista.

Hoy la noticia más leída del diario El País es: “Se los tragó la tierra”.

Desdicha o dicha, no hay término medio. Los tupidos telones pueden aportar tanta pena como alegría, pero sea como fuera siempre estará la duda. Qué fue de…me sigo preguntando.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El País. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Se los tragó la tierra”.

  1. "Pepito Pérez", uno de a pie. dijo:

    Alguien debería explorar el socavón abierto en Barcelona, y hacerlo a fondo. Es posible que en él se encontrasen, perdidas, camufladas o escondidas a proposíto las respuestas que parece no encontrar el señor Rajoy.
    Desgraciadamente previsible el guión de cuanto estamos viendo, y también -me temo- el final lo es y aparece claro: uno no puede ganar, lo sabe y se nota por la posición que adopta; se trataría ahora -por lo que parece- de salvar los muebles.
    El oponente lo sabe y ha decidido que tampoco él lo necesita -hacer méritos para ganar, argumentar ni convencer- que le basta y sobra con que el otro pierda…
    Tal vez por eso esta supuesta confrontación de ideas y programas se mantiene en la pantomima, en un “cantar por turno” pero cada cual con su partitura, sin hilazón ni discurso.
    Papeles archiestudiados de libretos distintos, la antítesis de todo cuanto debiera ser un debate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s