“Una foto de 1870 prueba que Nicolas Cage es un vampiro inmortal.”


Apertura  del curso académico y Esperanza Aguirre bromea con el ministro de Educación: “Quiero que dimitas para alentar la huelga política”. Qué contentos los dos y cuanto sarcasmo devuelto por Gabilondo. Un amigo mío, profesor interino, ha sonreído con el mismo cinismo y me ha preguntado: “¿Por qué no se van los dos a la mierda?”, no he sabido qué responderle.

Hoy la noticia más leída del diario ABC es: “Una foto de 1870 prueba que Nicolas Cage es un vampiro inmortal.”

Seguro que la historia del actor chupa-sangre es verdad. Si la Reina, en un nuevo alarde de profesionalidad, ha sido capaz de aguantar el tirón de sentarse entre Aguirre y Gabilondo sin salir electrocutada. Si Aguirre ha vuelto a dar rienda suelta a sus imaginativas ocurrencias importándole de nuevo un pito su posterior publicación. Si Gabilondo le ha reído las gracias en lugar de decirle abiertamente que la educación es su trabajo y su vocación. Si todo eso sucede y pasa a la vez, entonces todo es posible.

Cuidado, porque esta noche Nicolas Cage se acercará a nuestra cama y, cuando estemos dormidos, con sus afilados colmillos, nos muerderá la yugular. R.I.P.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en ABC. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Una foto de 1870 prueba que Nicolas Cage es un vampiro inmortal.”

  1. Manolo Garcés dijo:

    El profe y el trío.
    En toda esta escena que relatas, Tudi, yo me quedo con dos cosas: la actitud filosófica y práctica al tiempo de tu amigo el profe en precario (perdón, interino) y una particular lectura del cuadro de quienes presidían el evento.

    El profe tiene más razón que un santo, que entre las pullas de una y la respuesta del otro, y ante el adecuado silencio de tan encumbrada testigo, parece que lo que menos importaba aquel día era lo que se supone que se abría… tal vez porque la apuesta por su futuro más bien parece estarse cerrando. Mis condolencias y simpatía para él, y el ofrecimiento si lo acepta de ayudar al asunto accionando gustoso el mecanismo de descarga de la cisterna para que todo sea arrastrado convenientemente.

    Respecto al trío que presidía y realzaba supuestamente el evento, decir que:
    Sofía de Grecia era, por lo que se deduce, un costoso y lujos aditamento, alguién que, sin menoscabo de sus altas funciones representativas, estuvo, lo hizo como había que hacerlo y se esperaba de ella, y punto final.
    La Espe, muy suya siempre ella, hizo una nueva demostración de aquello de “a las penas, puñaladas” aprovechando la polvareda levantada por sus tijeras educativas y llevando el asunto al terreno de un humor a quemarropa que le permitía -ya de paso- seguir haciendo política a su estilo, en versión menor de aquel “Váyase, señor González” que tanto rendimiento les dió la otra vez.
    Gabilondo, consciente de su precariedad en “el empleo” con las que vienen y están cayendo, inteligente sin duda, pensó que era más barato, rápido e igual de útil sonreír y dejarla correr que entrar al trapo con unas explicaciones o respuestas que nadie iba a apreciar ni entender en aquel momento y lugar. No es que pudiese decir mucho sin faltar -con toda seguridad- a lo que siempre han sido sus principios, que la lealtad política obliga, pero lo poco que podía haber argumentado lo canjeo en esta tómbola improvisada por su silencio y su sonrisa.

    No sé si Cage es o no un vampiro, pero desde el punto de vista de lo sucedido en esta apertura académica, queda claro que, medio en broma medio en serio, siempre hay alguien que sí quiere sangre y que la tendencia a vampirizar las situaciones y hacerlo además con toda soltura y de etiqueta, es más común de lo que suponemos.
    Todos jugaron su juego y representaron su papel; el único que se quedo lívido y exánime, tanto por ir quedándose sin sangre como sin vela en semejante entierro, era tu amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s