“Público inicia un ERE que afectará a 39 trabajadores.”


ERE, tres letras. Unas siglas demasiado utilizadas hoy en día. Detrás la sorpresa y la incertidumbre a partes iguales.

ERE en la empresa constructora y en la que fue privatizada pero que todavía sentimos como nuestra. ERE en la fábrica de la esquina y en la multinacional. Y así, ERE tras ERE se destroza de una sola patada el tejido empresarial, las aspiraciones profesionales y los planes familiares.

La noticia más leída hoy en el diario Público es: “Público inicia un ERE que afectará a 39 trabajadores.”

Los medios de comunicación también tienen ERE, muchos. Sus profesionales lo sufren igual que el obrero, el ejecutivo o la señora de la limpieza.

Lo único bueno que tiene el ERE es que nos obliga a compartir los mismos sentimientos, aunque estos sean de vulnerabilidad y desesperación. Trabajo de cada uno será encontrar el de la esperanza ante el volver a empezar.

De momento solo queda el frío en pleno verano.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en Público. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Público inicia un ERE que afectará a 39 trabajadores.”

  1. Tomás Gracia Puigvert dijo:

    ERE tras ERE, y también “erre” que “erre”, que las empresas parecen no tener otro recurso que el más fácil, el de siempre: Manolo, Julia, Antonio, María… y la larga lista, interminable a base de crecer a ojos vista, a la calle; aunque sea temporalmente, aunque en realidad, ya veremos…

    No discuto la crisis, que demasiado patente está en la calle, en la puerta de al lado, o sentada en el sofá de casa en virtud de uno de esos ERE. Pero lo que me parece a mí, ahora que tocan las que podemos llamar “vacas flacas”, que a esos a quienes no tiembla el pulso (erre que erre, ERE tras ERE) en época de bonanza poco o nada hicieron, en la mayoría de los casos, para tener previstos planes “B” por si la gallina de los huevos de oro devenía estéril. No, nada de eso, cogían los huevos áureos a dos manos y nada más. Claro, ahora, es difícil para los pobrecillos reconducir la situación, admitir su imprevisión o sacar a la luz alternativas y planes B que no tienen. Es mucho más fácil recurrir al ERE, buscar la ayuda y patronazgo de papá Estado (el mismo al que rehuían en el plano fiscal en días de abundancia) y que, en definitiva, somos y costeamos entre todos.
    No les sale mal la ecuación: beneficios privados, pérdidas o costes públicos en buena parte.
    Va a resultar que inteligentes no serán, pero desde luego muchos de ellos se pasan de listos.
    Unos cierran, otros “regulan”; en cualquier caso fuerza laboral perdida (derrochada más bien) algunos que han sido dados de baja de eso que los gurús de la economía llaman “consumo”; y el efecto se multiplica,porque quien no consume está propiciando nuevos cierres.
    Estamos bien metidos (por no decir otra cosa más contundente) en plena crisis; de poco sirve ya llorar por la leche derramada; esperemos que al menos esta situación tan indeseada como dramática nos haga sentir que han de buscarse soluciones, y hacerlo preferiblemente antes de que el problema se agigante; eso y que, bien mirado, o hay solución para todos, o no la ha de haber para nadie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s