“¿Quién sabe colgar un cuadro?”.


Diluvió en Cuatro Vientos y los jóvenes aguantando el chaparrón; entre otras cosas porque no era enero y el calor sofocaba. El Papa, que horas antes pidió a la juventud que cargara sobre sus espaldas con el sufrimiento del mundo, no pudo con el peso de las gotas de agua e interrumpió sus palabras.

Volvió pero no retomó el discurso, estaría fuera de “timing” y recortó su comparecencia como quien acorta un show para llegar a tiempo a la publicidad.

El Papa se ha ido a su casa, los peregrinos también. Nos quedan recuerdos imborrables y toneladas de basura esparcidas por el suelo. Tanto oír hablar en determinados medios de comunicación de las pulgas y los malos olores de los indignados acampados en Sol y ha resultado ser que los “ilusionados” están hechos de la misma condición ¡válgame Dios!

Hoy la noticia más leída en el diario El Mundo es: “¿Quién sabe colgar un cuadro?”.

No es para menos, ante tanta fe desatada es preciso ponerse manos a la obra y volver a lo mundano cuanto antes, que eso de soportar el sufrimiento del mundo sobre la espalda está muy bien, si no es la tuya y para un ratito.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El Mundo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s