“Vicios públicos, virtudes privadas.”


Leire Pajín grita en un plató televisivo: “Quiero ser una chica normal”. Para eso debería dejar su actual trabajo e irse a un despachito compartido en una empresa familiar, o a una cadena de montaje de asientos de automóvil o a la cola del Inem.

Tendría que vivir en la periferia, coger un autobús repleto de gente a las 7:30 de la mañana. Su jefe entendería por igualdad que hombres y mujeres pueden usar el mismo baño y vestiría con la moda de Creaciones Marisa.

Las chicas normales no van de vacaciones a una exclusiva isla de Menorca. Tampoco están tocadas por la varita mágica de las listas paritarias. No vuelan más que andan, ni visten como quieren, más bien lo hacen como pueden.

Hoy la noticia más leída en El Confidencial es: “Vicios públicos, virtudes privadas.”

Las chicas normales son luchadoras, se lo juegan todo a una carta, son fuertes como robles pero lloran por nada, solo son ganadoras en Petit Comité, compran motos rotas y llevan el corazón en la mano, sueltan tacos como panes, se ríen a carcajadas y miran a la vida de frente y sin osadía. Las chicas normales a veces se ofuscan y no ven la salida porque solo cuentan consigo mismas.

Mucho me temo que Leire no se ajusta al perfil.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El Confidencial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s