“Belén Esteban demanda a la revista El Jueves.”


Si El Jueves rectificó la portada en la que los Príncipes intentaban hacer crecer la familia para cobrar el añorado “cheque bebé”, es normal que Belén Esteban, “la princesa del pueblo”, denuncie a la revista si se ha sentido ofendida en su honor e intimidad.

Paradógico: quién me iba a decir que cerraría este jueves  defendiendo a la Esteban y arremetiendo contra la revista que me ha proporcionado algunos de los momentos más desternillantes de mi vida, sin desmerecer los discursos en inglés de Aznar, por supuesto.

Hoy la noticia más leída en el diario El Mundo es: “Belén Esteban demanda a la revista El Jueves.”

Esta organizadora de bochinches ha vendido demasiados trozos de su intimidad como para apelar a ella, de la misma manera que, a fuerza de airear sus ofendidas intimidades, ha dejado su honor reducido a la mínima expresión.

Aún así, la ley nos ampara, también a ella, y eso implica que hay barreras inquebrantables. Belén: me siento rara la decirlo, pero esta vez, tienes razón.  Ahora sé lo que sintió Andreita cuando se comió el pollo.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El Mundo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Belén Esteban demanda a la revista El Jueves.”

  1. José Luis dijo:

    Dignidad; ésta es la palabra, y la cuestión,simplemente, respeto a la dignidad; la de toda persona, en cualquier situación, con independencia de si parece merecerla o hace todo lo posible por empañarla ella misma. Dignidad siempre y por encima de todo, incuestionablemente, respeto a la dignidad incluso desde las posturas más egoístas; porque cuando se traspasan los límites vejando al prójimo, es uno mismo quien pierde la propia.

    Sobre Belén Esteban puede pensarse lo que se quiera, y sin duda pueden decirse muchas cosas… pero ni cualquier cosa, ni mucho menos de cualquier manera. La imagen de portada de “el jueves” -supongo- trataba de ser “graciosa”, pero no lo es; resulta insultante, chabacana, grosera. A veces parece que los “sujetos-pacientes” (víctimas más bien) lo ponen demasiado “a huevo”; pero es una ventaja que no puede ser explotada a riesgo de caer en el abuso y la degradación intelectual. Se trata de un camino que siempre debe estar prohibido.

    Tal vez pueda parecer que el insulto encuentra público de aplauso fácil, pero no puede admitirse semejante trato para nadie, absolutamente para nadie; mucho menos amparándose en un concepto tan necesariamente delicado e inteligente como es el humor.

    No ha sido nunca Belén Esteban, tampoco “santa de mi devoción”, pero en vista de lo publicado, por simple cuestión de dignidad, también yo estoy hoy con ella… inevitable e incondicionalemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s