“Una mirada amable puede cambiar el destino.”


El respeto, el cariño, la aprobación pueden ser transmitidos con solo una mirada. También el desinterés, la incomprensión o el desprecio.

Nuestros ojos sonríen, pero también insultan y dañan sin mediar palabra, porque a través de ellos asoma nuestra alma y esa puede ser una santa o una maldita malnacida que quedará lamentablemente exhibida, aunque nos empeñemos en vestirla de Dior.

Hoy la noticia más leída en La Vanguardia es: “Una mirada amable puede cambiar el destino”.

El amor siempre será muchísimo más poderoso que el odio. El cariño que se vuelca en los demás retorna como pelota que rebota contra el muro: la vida es jodidamente maravillosa, merece la pena exprimirla al máximo mirando a los ojos y diciendo, sin hablar, cosas bonitas a quien las merece.

A mi también una mirada amable me cambió la vida y desde entonces miro para cambiar la de los demás.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en La Vanguardia. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Una mirada amable puede cambiar el destino.”

  1. Membri dijo:

    A veces la mirada es tan íntima que, siendo de y entre dos, no cabe, ni se necesita nada más.
    Y cuando esa mirada se repite y mantiene sus efectos a través de los días y los años… cuando parece conservar la frescura y la magia del primer día… cuando te hace sentir una y otra vez esas cosquillas en el estómago mientras te acaricia… simplemente sabes que estás dónde y con quién debes estar.
    Cuando un silencio puede ser cómplice y grato, cuando una simple mirada te llega como una caricia… sientes que, no dando nada por hecho y sin sentirte dueño de nadie, estás bien así, que estás tomando felicidad a pequeños y contínuos sorbitos… y semejante bebida es embriagadora.
    Dichoso todo aquel que sabe de qué estoy hablando.

  2. Carol dijo:

    Cuando unos ojos, además de ver, mirán, no sólo aprehenden la realidad, sino que inevitable e insospechadamente se comunican con ella. El qué miramos y cómo lo hacemos supone una toma de posición, una actitud que los demás perciben y que posee una fuerza directamente proporcional a la proximidad en que nos sintamos y el interés con que lo hagamos.
    No es de extrañar que por ello la mirada haya sido un tema fecundo y abierto para las reflexiones más profundas llevadas a cabo desde la sensibilidad, la de verdad que no es empalagosa ni prefabricada, la que mejor nos define en esa faceta de personas, de seres capaces de sentir.
    Podría decirse que en una mirada y una sonrisa cabe el diccionario entero, y todavía ganarían estas en riqueza de matices.
    Mucho se ha hablado, escrito y cantado sobre las miradas; a título de ejemplo recuerdo ahora una canción de Zalamera “Ladrón de miradas” http://www.youtube.com/watch?v=oLqh0Nem9cI que me parece que puede ayudar a comprender un poco mejor la magia que encierran.

  3. Pedro. dijo:

    Permitidme en la misma línea
    EL VALOR DE LA SONRISA

    Uno de los factores más deliciosos de la personalidad de una persona es la sonrisa. Una sonrisa expresa: “Me gusta usted. Me causa felicidad. Me alegro tanto de verlo”.

    Es por eso que los perros tienen tantos amigos. Se alegran tanto cuando nos ven, que brincan como locos. Y nosotros, naturalmente, nos alegramos de verlos.

    La sonrisa de un bebé tiene el mismo efecto.

    Si la sonrisa no es sincera a nadie engañaremos, y al contrario, causa enojos. En una sonrisa hay mucha más información que en un gesto adusto, por eso, en la enseñanza es mucho más eficaz el estímulo que el castigo.

    El efecto de la sonrisa es poderoso, aun cuando no se la ve. Las compañías de teléfono de los EE.UU. tienen un programa llamado “poder telefónico” que se le ofrece a empresas que usan el teléfono para vender sus servicios o productos. En este programa sugieren que uno sonría cuando habla por teléfono. Su “sonrisa” es transmitida por la voz al interlocutor.

    Rara vez triunfa una persona en cualquier cosa a menos que le divierta hacerla.

    Salude a sus amigos con una sonrisa y ponga el alma en cada apretón de manos. No tema ser mal comprendido y no pierda ni un minuto en pensar en sus enemigos. Observe una actitud mental adecuada: la actitud del valor, la franqueza y el buen talante. Pensar bien es crear.

    Proverbio chino: “el hombre cuya cara no sonríe, no debe abrir una tienda”

    El valor de la sonrisa.
    – No cuesta nada, pero crea mucho.
    – Enriquece a quienes reciben, sin empobrecer a quienes dan.
    – Ocurre en un abrir y cerrar de ojos, y su recuerdo dura a veces para siempre.
    – Nadie es tan rico que pueda pasarse sin ella, y nadie tan pobre que no pueda enriquecer sus beneficios.
    – Crea la felicidad en el hogar, alienta la buena voluntad en los negocios y es la contraseña de los amigos.
    – Es el mejor antídoto contra las preocupaciones.
    – No puede ser comprada, pedida, prestada o robada, porque es algo que no rinde beneficio a nadie a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente.

    Porque nadie necesita tanto una sonrisa como aquel a quien no le queda ninguna que dar.

    Extracto de: “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”.
    © 1936 Dale Carnegie

    • Tudi Martín dijo:

      Gracias Pedro por todo el material que aportas. Se dice tanto con la sonrisa que difícilmente se podría traducir con palabras, por eso me gustaría añadir una reflexión: ahora que muchas relaciones profesionales y personales se desarrollan en esa distancia que impide ver sonrisas, la sonrisa deben intentar ser explicadas con palabras: me alegro de encontrarte, qué bien que estés aquí, da gusto hacer tratos contigo, me haces sentir bien, trabajamos bien juntos…
      Sonriamos y, si no se nos ve, expliquemos esas sonrisas.
      Un abrazo Pedro y compañía, fantásticos todos los comentarios de esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s