“La policía carga contra los indignados de Les Corts en Valencia”.


Esa gente, los piojosos del 15M molestan. Todavía no sé lo que piden. Además lo ensucian todo: lo mejor será que los manden a su casa (si es que la tienen) que aquí, en la vía pública no dejan ni caminar.

Además, están acabando con el negocio de los establecimientos cercanos: no es la crisis, si no los efluvios revolucionarios, combinados con los de la poca higiene, lo que ahuyenta a los clientes.

Nosotros, que somos “como Dios manda”, nunca levantamos la voz; a qué vienen esos gritos si basta con susurrar para que nuestros deseos se cumplan. La base es lo que tiene, se revela pero no le queda más remedio que acatar.

Tantos años saliendo todos en la foto porque nadie se movía y ahora mira la que se ha liado, con lo bien que estábamos. ..

Hoy la noticia más leída del diario Público es: “La policía carga contra los indignados de Les Corts en Valencia”.

Pobres policías, sólo respondían a una agresión previa de los antisistema.

Perdonad, pero llevo un día a contrapelo y me molaba un huevo probar qué tal se me daba convertirme en reportera de Intereconomía. Lo sé, estoy despedida.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en Público. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “La policía carga contra los indignados de Les Corts en Valencia”.

  1. José Luis dijo:

    Cuando ante cualquier sede de la representación popular hacen falta cordones policiales de separación entre los representantes y los representados… eso no es ya representación: es otra cosa.

    Si a la gente que trata de hacer oír sus problemas y preocupaciones se la mira sólo con desprecio y se la tilda de “populacho”, si a la ciudadanía se la concibe exclusivamente como “opción de voto” realizable cada cuatro años, si se utilizan los votos como escalera de ascenso para llegar y después se ignoran los intereses de quienes los otrogaron hasta la próxima “reválida”… pues pasa lo que tiene que pasar: la indignación, antesala del cabreo, está garantizada.
    Alguien se está equivocando en la lectura de todo esto; y no creo que sean los que toman las calles y gritan.

  2. Txema dijo:

    Ayer soñé que soñar soñaba que.. un día los policías desalojaban con igual contundencia a los corruptos de sus escaños.
    Pero, claro, “soñar no hace ruido” -que decía Vicente Alexandre-.

    Pd/ En mi sueño, a Camps se le descosía el traje (pagado por él). La manga derecha en concreto.

    • Carmen dijo:

      Hermoso sueño Txema, pero digo yo: el roto o el descosido… ¿no estarían mejor en los bolsillos o el fondillo del pantalón para que, por unos y otro, quedaran al aire y a la vista sus vergüenzas? :))

      • Ángel P. dijo:

        Difícil verle las vergüenzas, el “molt imputable”, está tan encantado de haberse conocido que su enjuto cuerpo no conoce tan humanas sensaciones. De hecho, no es desdeñable que cuando la Real Academia de la Historia reseñe su biografía -y siguiendo la manera de designar reyes y reinados, al estilo del insigne antecedente Jaume I, el Conqueridor- Don Francisco repose en nuestra memoria con el sobrenombre con el ya es conocido en algunos lares: Françesc I, el Sin Vergüenzas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s