“La verdad de la manchas blancas en las uña: ni mentiras ni falta de calcio”.


La mutación de la E. Coli, el juez que autoriza la visualización de un video porno de Jennifer López  o la foto de Isabel Presley sin maquillaje se lo han puesto difícil a la manicura.

Hoy la noticia más leída del diario ABC es: “La verdad de la manchas blancas en las uña: ni mentiras ni falta de calcio”.

Desalentadora noticia dónde las haya porque todos los dermatólogos consultados concluyen que la leuconíquia no tiene curación. Un drama. Sucede por pequeños traumatismos en la base de la uña y no desaparece hasta que esta crece. Que no cunda el pánico, no es necesario acudir al médico y las manchitas se pueden ocultar con esmalte, no han precisado de qué color.

Si es complicado comprender cómo tanta obviedad puede llenar tantísimo espacio generando tanto interés, todavía es más difícil de creer que Víctor Castro, un concursante de “Saber y Ganar”, abandone invicto el programa después de participar en cien emisiones, para seguir en el paro con sus dos licenciaturas de Filología Germánica y Filología Románica.

Esperemos que mañana, en este mundo al revés dejemos de mirarnos las uñas y el filólogo encuentre trabajo.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en ABC. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “La verdad de la manchas blancas en las uña: ni mentiras ni falta de calcio”.

  1. Tomás Cerezo dijo:

    Así están las cosas: nos llaman la atención y preocupan temas de poca entidad y otros, más profundos y sangrantes, más necesitados de reflexión y soluciones, simplemente parecen pasar desapercibidos; ni nos inmutamos.
    Una buena amiga, de las que poseen la más rara (por lo escasa) modalidad de inteligencia, la inteligencia vital, suele resumirlo cuando se ríe irónica al decir que: “para algunas personas la preocupación más importante de su vida en un día cualquiera consiste en escoger el color de laca de uñas más adecuado”… o la loción after shave, que para los dos géneros alcanzaría la validez del ejemplo.
    Como se verá, los hechos le dan la razón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s