“La metedura de pata de Obama en la cena de la Reina de Inglaterra”.


El protocolo siempre es estricto, no permite la más mínima modificación porque si ésta se produce ya no es protocolo, sino una ruptura del mismo.

Pero no nos engañemos, no son normas férreas surgidas de añejas tradiciones que han quedado establecidas por el mero paso del tiempo: el protocolo es una disciplina apasionante cuya máxima aspiración y último objetivo es propiciar el entendimiento sin fisuras.

Gracias a él se crea un clima previsible y de confianza entre los implicado en el que quedan al margen los malos entendidos y se facilita la comunicación positiva y sin interrupciones. Unas líneas a seguir conocidas por todos los protagonistas que no deben ser violadas.

Hoy la noticia más leída en ABC es: “La metedura de pata de Obama en la cena de la Reina de Inglaterra”.

El protocolo es la disciplina del acercamiento: si Obama no acabó a tiempo su discurso y empezó a sonar el himno británico justo cuando intentaba brindar con la Reina y esta rechazó el brindis, la auténtica y Real “metedura de pata”, el auténtico fracaso del protocolo, lo cometió la Reina Isabel II quien no supo disimular el desliz de su invitado, optando por evidenciarlo hasta sus últimas consecuencias, generando así un malestar que podría haber sido evitado.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en ABC. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “La metedura de pata de Obama en la cena de la Reina de Inglaterra”.

  1. José Luis dijo:

    Soy de los que opinan que las formas son importantes. Están ahí por algo y dicen mucho de lo que somos. Las formas nos definen y constituyen, muchas veces, algo así como una tarjeta de presentación, un extracto de lo que pueda esperarse de nosotros en la esfera social.
    Pero el brillo del papel que las formas desempeñan no debe nunca cegarnos. Las formas, y cuanto más convencionales mejor responden a la idea, tienen como principal función el evitar situaciones conflictivas, complicadas o tensas; vienen a ser en lo referente a protocolo, un cauce seguro y previsible, convenido y conocido, para la comunicación y las relaciones de todo tipo. Pero siempre han de tener una finalidad, servir a un “fondo intencional”, a un valor que se persigue.
    Normalmente todo discurre en armonía y esas formas llevan a la mejor consecución del fondo. Pero en ocasiones, cuando por las más diversas razones se pierde el sendero trazado, la seguridad que aportan queda comprometida. En esos momentos debe, siempre, primar el fondo, y debe hacerlo porque empecinarse en la forma hasta la testarudez rígida y vacía es un signo evidente de falta de recursos, de carencia de empatía; una muestra, en definitiva, de mala educación o desinterés.

    Isabel II de Inglaterra no ha estado a la altura; y no lo ha estado por ese frío alejamiento que parece mantener con el resto del mundo, por esa asumida condición de diferente en la que parece vivir permanentemente. Tal vez el “primo yankee” no tenga demasiado integrado el protocolo y sus hitos, quizás no sea sino un político de clase media encumbrado a la dirección de los destinos de la nación más poderosa de la Tierra y por supuesto, ante los reales ojos, alguien que, sencillamente, “no es de su clase”. Pero la reina parece olvidar que esa clase que ella se atribuye se demuestra de mil maneras, y que la descortesía pública y manifiesta con un invitado no es precisamente un tanto a favor.
    Tiene, la reina, un problema; un problema que podría llamarse de “actualización”. El desencuentro paradigmático con Lady Di y actitudes como la mantenida con Obama lo constatan y demuestran.
    ¡Dios salve a la reina!… y tal vez sólo Él pueda hacerlo llegado el caso; porque dada su actitud, en lo referente a simpatías, recursos y amigos en este mundo, tengo para mí que debe de andar bastante escasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s