“Cristiano Ronaldo ejerce de padre en Madeira.”


A Rey muerto, Rey puesto. Aunque no ha cambiado el Rey, más bien los Príncipes y ni eso porque a algunos, con la papeleta que les tocará jugar, no pasan de ser simples lacayos. Al mismo tiempo, Iñaki Gabilondo sí se pregunta, en su videoblog, por el sucesor de ZP: complicada entrega tiene la perita en dulce, algo pocha, del liderazgo socialista.

Pasaron las elecciones y la información trastea en el botiquín revolviendo las cajas de lo anecdótico y lo jocoso buscando un remedio para la fiebre política.

En ese “no puedo más con la vida” los lectores de El País han decidido que hoy sea la noticia más leída de ese diario: “Cristiano Ronaldo ejerce de padre en Madeira.”

Por fin una noticia alejada de las urnas. Aunque, bien mirado la paternidad es como las elecciones: no prestas atención y un buen día aparece en tu comedor un niñato con piercings y tatus, pidiendo pasta para irse a vivir a Londres mientras tú no dejas de preguntarte cómo narices se ha llegado hasta esa situación, quedándote con la misma cara de quien pierde unas elecciones. La sorpresa es fruto de la falta de comunicación, en un caso y en el otro.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El País. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Cristiano Ronaldo ejerce de padre en Madeira.”

  1. Marieta Frías dijo:

    A riesgo de que algunos puedan pensar que soy una mala madre o que puedo ser también insensible a la política, dire que sí, que en mi opinión, si tienen que ver.
    En ambos casos se trata de “pérdidas” completamente naturales, por evolución de los acontecimientos y la propia vida, y por añadidura deseables, sanas y positivas

    • Tudi Martín dijo:

      Seguro Marieta que los acontecimientos cambian con las circunstancias y es bueno que así sea, lo que llama la atención es la sorpresa con la que se afrontan algunos acontecimientos cuando no se ha sido consciente de que las circunstancias han ido cambiando. Cuando eso sucede, algo ha fallado, y no de manera natural precisamente.
      Lo natural es observar, dialogar, escuchar, prever y cuando todo esto se hace no hay sorpresa posible: comprendes como si de una fórmula matemática se tratara que tu hijo se vaya a vivir a Londres o que se pierdan unas elecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s