“Las urnas arrollan al PSOE.”


La actualidad manda y es cruel. Dieron las ocho de la tarde y ha desaparecido de un plumazo el movimiento 15M del foco informativo.

Ahora todo lo inunda “la marea azul”. Así llaman a los miles de simpatizantes del PP que, banderitas en mano, se ven capaces incluso de bailar en plena calle el tema “YMCA” de Village People (para los que no estéis familiarizados con el mundo de la música eso es mucho peor que la Yenka, creedme).

Hoy la noticia más leída en el diario El Mundo es: “Las urnas arrollan al PSOE”.

La euforia de los políticos es mucha; un regocijo que choca frontalmente con la apatía con la que los electores  hemos vivido una campaña de elecciones municipales teñida de generales. Nosotros hoy no nos jugábamos nuestro puesto de trabajo. Ellos, los políticos, sí.

Dicho así suena épico, pero no suframos, el resto de los mortales nos lo jugamos todos los días y nadie nos jalea con admiración bajo el balcón de nuestra casa.

El ciudadano ha decidido y el político asume: por fin somos escuchados. Aunque, no nos engañemos, la sordera ha comenzado justo después del último voto escrutado.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El Mundo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Las urnas arrollan al PSOE.”

  1. Txema Albert dijo:

    Hay veces en las que la Junta Central Electoral debería decretar la “Jornada de Reflexión” el día después de las elecciones. Yo, por mi cuenta ya he empezado.

  2. Manu Cantero dijo:

    No creo que sea suficiente un día; como tampoco es fácil abordar –y hacerlo bien- todo el campo que reclama esa reflexión. Recordando lo visto ayer, a urnas abiertas y recontadas, se me ocurren algunos posibles temas:

    -ZP asumió la derrota, y por su nombre. Pero sin entrar en la parcela de responsabilidad que le cabía. Al parecer la crisis es la exclusiva culpable de todos los males que nos aquejan y su partido no ha podido hacer más.
    Faltó, en mi opinión, un balance serio y aquello que nos decían en catequesis (al menos que sirva para algo) del “espíritu de la enmienda”.
    Nada, crisis y urnas, todo listo y cerrado, a esperar que cambie el viento.
    Creo que entre las filas socialeras queda pendiente mucha, muchísima reflexión a riesgo de nuevo batacazo electoral y seguir errando el camino.

    -Rajoy no hizo (a pesar de la chuleta que ocultaba en la mano) sino regodearse en la victoria y agradecer repetidamente el apoyo “a quienes les habían votado”.
    No se escuchó una sola referencia a la renovación moral y ética que necesita en su propia casa, y eso es grave, porque a diferencia de lo que hizo Espe a él gentes como Camps le parecen los mejores presidenciables del mundo.
    Tampoco brilló especialmente como líder carismático con una oferta plausible, creíble e ilusionante en la manga… sólo la chuleta y lo ya conocido.

    – Ni uno ni el otro entraron al “toro por los cuernos”. Ningún guiño cómplice ni compromiso (ni siquiera de pega) a ese millón largo que expresó ayer su cabreo votando en blanco o nulo; ni por supuesto a toda esa serie de propuestas cargadas de razón que suben estos días de las plazas. No eran esos chicos, ni son que todavía siguen, unos “rompefarolas-cojo Manteca”, ni todos sobrinos de Bakunin, ni tampoco cuatro interneteros locos.
    Harían bien, unos y otros, lo haríamos todos, en leer despacito algunas de sus propuestas. Comprobaríamos que no son demasiado distintas a lo que muchos pensamos sobre un buen número de asuntos.

    -Por último, nosotros, los de a pie, los votantes que hemos cambiado, tal vez, el color de los ayuntamientos y comunidades, pero que no tengo tan claro si también las cosas, y desde luego mis dudas son todavía más serias de si será para mejor…
    Hemos de reflexionar qué tiempos se abren, qué opciones se barajan, qué iniciativas tomamos antes de que nos las tomen.
    Lo de ayer, “meterla en la urna”, es uno de nuestros derechos… pero no acaban allí nuestras responsabilidades.

    ¡Ufff…! Como diría Obélix: “montones de menhires por entregar”; será mejor comenzar cuanto antes, poner manos y mente a la obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s