“Más de la mitad de los edificios evaluados no pueden ser ocupados todavía”.


En España somos buena gente; no es que tengamos fama de ser solidarios, es lo somos con datos en la mano.

No hay tragedia internacional que no nos conmueva; señal que estamos lo suficientemente vivos como para intuir el dolor de otros. Es así como abrimos el monedero a la vez que nuestro corazón, otra cosa es nuestra capacidad organizativa.

La noticia más leída hoy en el diario El País es: “Más de la mitad de los edificios evaluados no pueden ser ocupados todavía”.

Los internautas de países menos desarrollados utilizan con maestría las redes sociales en situación de crisis. Saben salir a la calle a través del ordenador y es así como explotan la más potente característica de estas  herramientas comunicacionales: unir fuerzas.

Y las empresas, ¿no podría una promotora de conciertos aprovechar su infraestructura para organizar un macroconcierto solidario con el que recaudar fondos, ya sea yendo físicamente o acudiendo online? Sería una buena demostración de poderío y una forma económica de mejorar su reputación corporativa.

¿Las cadenas de hoteles situadas en zonas turísticas de Murcia, no ofrecerían habitaciones vacías en esta época del año durante unas semanas a los damnificados, aunque fuera como acción encubierta de cara a la campaña veraniega, en lo que los Relaciones Púbicas llaman “Publicity”?

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El País. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Más de la mitad de los edificios evaluados no pueden ser ocupados todavía”.

  1. Tere López dijo:

    Es una buena radiografía sobre lo que somos y como reaccionamos. Uno a uno nos caben los más elevados y altruistas sentimientos. Todo nos llega, todo lo sentimos en carne propia. El problema es muchas veces que, salvo inmediatez temporal y física, nos inhibimos pensando: “si yo pudiera, si por mi fuese…” y no nos damos cuenta de que es así, que sí podemos, que de nosotros (en parte) depende. Probablemente la gran asignatura pendiente que tenemos los españoles es la de la organización, y como consecuencia también se resiente la capacidad de aunar esfuerzos, de trabajar en equipo.

    Espero, y me sumo a las propuestas que mencionas al tiempo que me gustaría ver como surgen otras nuevas, que esta vez las voces que se alzan y ofrecen posibles vías de acción sean capaces de obrar el milagro: que nos organicemos, que le echemos al tema, además de sentimiento y ganas, algo de imaginación creativa secundada por la acción. Este es el momento, queda planteado el reto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s