“Bin Laden llevaba seis años aislado sin apenas contacto con el exterior”.


Se filtran datos, se conocen hasta los más escabrosos pormenores de la caza al hombre, nada venerable quizás, pero hombre al fin y al cabo.

Hoy la noticia más leída en el diario El País es: “Bin Laden llevaba seis años aislado sin apenas contacto con el exterior”.

Se nos olvida que para una parte importante del mundo, la que no es la nuestra, ese hombre desarmado asesinado por los EEUU en un país que no fue informado de la operación, es considerado como un héroe porque fue el único capaz de toserle al todopoderoso americano. Mientras nosotros celebramos, otros lloran.

Occidente ríe la gracia de la muerte de un hombre acorralado y aplaude. Esperemos  que mañana no sean otros los que  encuentren gracioso otro hecho deleznable, acontecido en esa ocasión en nuestra casa: más que una alianza de civilizaciones esto parece la partida de ping pong del despropósito.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El País. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Bin Laden llevaba seis años aislado sin apenas contacto con el exterior”.

  1. Julián Pozas dijo:

    ¿Brutalidad o cálculo?, ¿ desbordamiento en la acción o deseo de echar el cierre y huir de la polémica de lo que podría haber sido un largo proceso con repercusión mundial?
    No está nada claro, quedan demasiados flecos y preguntas lógicas sin respuesta con ellos. En todo caso un mal negocio a la larga, y lo constataremos.

    Osama Bin Laden, encerrado (¿refugiado?) desde hace años, con las posibilidades de comunicación muy limitadas, venía siendo algo así como un referente teórico para Al Qaeda, un icono, pero en absoluto un mando operativo: imposible.
    Con su muerte, y a la luz de las circunstancias en que ésta se ha producido, se ha convertido en algo mucho más peligroso: un mártir, una leyenda.
    Mal negocio se mire como se mire, y todavía más si se repara en que la sucesión a la cabeza de la organización terrorista tiene, ahora, todavía más fácil el discurso, por la mano los argumentos contra occidente: se le abate desarmado, se transporta su cadáver para sepultarlo en el mar, se juega a la intriga y se dosifican los detalles de la operación en que fue abatido, se habla en todo el mundo sin tapujos de “asesinato”, se cae en el error de celebrar su muerte como si de una fiesta se tratase.
    La polémica abierta y con ella el enfrentamiento cultural y político, social y moral está servido… y no sólo con las facciones más radicales.
    El haberle puesto ante un tribunal, aunque en parte peligroso por el discurso que hubiese derivado, era lo procedente. No ha sido así, se ha impuesto la solución fácil del carpetazo y todavía ahora se juega con los detalles y se polemiza sobre la oportunidad de publicar nuevos datos y las imágenes de la parte más oscura de la operación.
    Puede opinarse al gusto, pero si hay algo que tengo claro, que no puedo dejar de repetirme desde que tuve conocimiento del suceso es que: no es esto, no es esto… así no se hacen las cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s