“De día una universidad y de noche un picadero”.


El campus universitario de la Universidad Complutense de Madrid es un espacio vivo en el que sucede un poco de todo: estudios, botellones y sexo.

Los estudios se consultan en la página web de la universidad y los botellones se anuncian en las redes sociales. Para los que no sepan cuál es la ubicación exacta donde compartir arrumacos se han desarrollado aplicaciones para iPhone y Androide.

Hoy la noticia más leída del diario El Mundo es: “De día una universidad y de noche un picadero”.

Despierta curiosidad conocer un lugar tan polivalente que brilla de día con lustre académico y de noche se transforma en plaza de encuentros sexuales, aunque esa misma convergencia se haya dado toda la vida en multitud de espacios públicos sin que nadie publique artículos sobre el tema.

Debe de ser que los que ahora escribimos andamos desmemoriados porque tenemos la suerte, o la desgracia según se mire, de ver las estrellas en la placa del nombre del hotel en el que cohabitamos.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El Mundo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “De día una universidad y de noche un picadero”.

  1. Nerea dijo:

    Normalidad; eso es todo cuanto se me ocurre, lo único que veo. No me trago que nadie se rasgue en verdad las vestiduras por lo que se recoge en la entrada de hoy, como tampoco creo que sea sustancialmente diferente a lo que siempre ha sucedido cuando se reunen la vitalidad y las hormonas. Tal como se apunta pueden haber cambiado las formas, y también si se desea hacer hincapié en ello las “trabas sociales” que han disminuido su rigor… y su hipocresía; pero nada hay ahora que no haya estado siempre presente.
    El despliegue tecnológico para ir a parar a lo mismo, a lo de siempre, no es sino una muestra más del signo de los tiempos. Sienten la atracción y la llamada del sexo, y responden a ella… tal vez con menos tabues, pero también con más cabeza y medios que lo hicieron antes sus padres y sus abuelos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s