“Prohibida una rave en el aeropuerto de Castellón convocada por Facebook”.


Hubo tanta bonanza económica que se construyeros aeropuertos en lugares dónde era del todo improbable que se llegaran a rentabilizar obras tan costosas.

No hablamos solo de la inversión en puro cemento: se trata de estudios previos de idoneidad de ubicación, de otras infraestructuras anexas imprescindible y de su mantenimiento posterior.

Tendremos que sentarnos a pensar qué hacemos con todas esas instalaciones que salpican la geografía nacional y que, hoy por hoy, no sirven absolutamente para nada.

Hoy la noticia más leída en Europa Press es: “Prohibida una rave en el aeropuerto de Castellón convocada por Facebook”.

Hace tiempo que el aeropuerto de Castellón, como tantos otros, no ve aviones ¿qué mejor lugar para organizar una fiesta con tanta gente como ruido?

En este juego del perro del hortelano ha llegado el momento de poner las cartas sobre la mesa y buscarles la salida más airosa y rentable a espacios que, en este momento, no tienen ninguna utilidad para los ciudadanos.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en Europa Press. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Prohibida una rave en el aeropuerto de Castellón convocada por Facebook”.

  1. Ramiro Huertas dijo:

    Suele decirse por estos pagos que: “antes de cabras, corral”… pero lo cierto es que ambas cosas deben ir unidas y, al poder ser, sincronizadas, que no está la plaza para gastar sin seso ni tirar cohetes.
    Lo cierto es que, por lo que se ve, demasiados corrales para tan contadas cabras. Infrastructuras casi faraónicas que hemos pagado entre todos y que languidecen a este sol de justicia ya que no lo hicieron al de la razón.

    Uno, que a pesar de intentar buscar todas las posibles razones exculpatorias a semejante estado de cosas, no deja de tener sus ideas malpensantes, llega a la conclusión de que más parece que los gestores metidos a futurólogos no valen una higa y no dan una, o que tal vez entre tanto cemento algo va quedando en el bolsillo de algunos pocos… o para la cofradía que los hermana y los acoge; ya me entienden.

    Demasiados corrales huérfanos de cabras, demasiado despilfarro de la caja de todos. Lo cierto, a pena de sumar más despropósitos a lo que ya tiene mal remedio, es que habrá que procurar sacarles alguna utilidad, porque lo contrario sería para tratar de zotes o chorizos a esos pocos y poner todos los demás, entre los que me incluyo, cara de perfectos gilipollas. En este asunto también: un poco de imaginación, por favor.

    • Tudi Martín dijo:

      Me has hecho reír Ramiro: qué manera más elocuente de resumir el asunto. Sí, muchos corrales (de lujo por cierto), pocas cabras (o ninguna) y no demasiadas ganas de buscar soluciones ingeniosas y rentable a dichas infraestructuras.
      Recuerdo cuando hace años viví, por cuestiones de trabajo, en una zona rural: el local de copas más frecuentado de la comarca se llamaba “El Corral” y realmente se trataba de un auténtico corral reconvertido, que había pasado de ser una choza a transformarse en un negocio más que rentable.
      Ingenio Ramiro, ingenio y riesgo.
      Un abrazo y gracias por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s