“Un orgasmo femenino en una clase de universidad”.


Hay que hablar de sexo y hacerlo abiertamente, sin tapujos. Las nuevas generaciones ya no esconden revistas bajo la cama: buscan en Internet, practican y disfrutan desde edades más tempranas que las generaciones anteriores.

El acceso fácil a las relaciones sexuales y a la pornografía puede dar a entender que tienen una vida sexual más rica que sus mayores. Nada más alejado de la realidad.

Si antiguamente era preciso ser muy gráfico porque faltaba información de todo tipo, a los jóvenes actuales hay que hablarles sobre todo de lo que es el sexo de calidad y, por supuesto, de protección.

La noticia más leída en el diario La Vanguardia: “Un orgasmo femenino en una clase de universidad”.

Un profesor que en 2011 organiza un show pornográfico en clase para hablar de sexo es, en contra de lo que pueda parecer, un carcamal que no se entera que sus alumnos saben perfectamente lo que es un orgasmo porque lo tienen siempre que les apetece.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en La Vanguardia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Un orgasmo femenino en una clase de universidad”.

  1. Francisco Ballabriga dijo:

    Se trata, sin duda, de una de las más intensas y agradables vivencias que puedan tenerse; nada como un buen y placentero orgasmo para sentirse bien… pero al igual que sucede con el vino, hay paladares y gustos.
    No es lo mismo un vaso de “peleón”, o uno tras otro hasta perder el sentido, que paladear y disfrutar un caldo privilegiado.
    En el primer caso lo que ingerimos llena y colma una apetencia primaria y directa; en el segundo los placeres que acompañan a la ya de por sí agradable ingesta le confieren la cualidad de lo sublime.

    No se trata de que nadie tenga que ocuparse de contarnos o mostrar ante nuestros ojos qué sea o qué se siente ante un orgasmo; sino más bien la enseñanza que se echa en falta y agradece es aquella que se preocupe también por darle toda la amplitud sensual quepuede encerrar, por lo que también implica a nuestros sentimientos, la que nos lleve a disfrutar de todos los matices y posibilidades cuando el sexo además de ser ejercicio es expresión de íntima complicidad, lo es también de comunicación, atracción y afecto llevados a cada poro de la piel.
    El sexo, tal cual y sin matices, puede ser una necesidad biológica y si se desea también en parte psicológica por lo que atañe a nuestra salud; pero cuando además es de calidad y conjuga sentimientos y emociones, simplemente es una de las más altas expresiones de lomejor que puede ofrecer la vida misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s