“Ricky Gervais no volverá a los Globos de Oro”.


Desternillante fue la presentación de Ricky Gervais de la gala de los Globos de Oro: desternillante si no eres el blanco de sus ironías.

Hizo alusiones a una posible homosexualidad de Tom Cruise, a la fobia a los judíos de Mel Gibson, a la diferencia de edad entre Demi Moore y su joven pareja o a lo pasada de moda que está Cher. Vamos que no dejó títere con cabeza.

Eso sí, se llevó un pescozón de Tom Hanks quien le dijo que antes era “gordito y gracioso” y que ahora no es ni una cosa ni la otra.

Hoy la noticia más leída de El País es: “Ricky Gervais no volverá a los Globos de Oro”.

Hubiera sido divertido compartir salón y copas con Gervais y que contara todos esos chismorreos en una reunión de amigos, pero lo hizo en una ceremonia que estaba siendo seguida en directo por millones de personas y su humor cáustico ha sido comentado en el mundo entero.

Ya le han presentado la carta de despido para futuras ediciones pero, que nos quiten lo “bailao”: ver a Robert de Niro y Alec Baldwin como lloraban, de la risa, no tiene precio.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en El País. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Ricky Gervais no volverá a los Globos de Oro”.

  1. Jaume Llopart dijo:

    El confundir escenarios y momentos suele ser un evidente signo de no estar a la altura, de no juzgar bien las situaciones y no saber dar con la clave requerida. No se trata esta vez de un atentado a lo “políticamente correcto”, es algo más sencillo y al tiempo más grave: simplemente se trata de una muestra de mala educación.
    No salva -para mí- el incidente el hecho de que Baldwin y De Niro se desternillasen, porque tal vez sea solamente el signo de que los tiros no se disparaban en su dirección.
    Tal vez, y sólo tal vez, pueda esgrimirse como cierto atenuante de lo ocurrido el hecho de que los “aludidos” son personajes notorios y conocidos que viven de su imagen y el público, y que por tanto se arriesgan a estas experiencias, -gajes del oficio- que podría decirse; pero en realidad ni esto quita a los sucedido el carácter de salida de tono y mal gusto que sin duda tuvo.

    El añadir la gotita de humor en estos actos sociales es algo deseable; pero ha de elegirse muy bien en qué jardín se entra y siempre con la seguridad de que el primero en estallar de risa será, precisamente, el dueño del jardín. Lo contrario, el arrancar carcajadas o sonrisas a base de airear en público y sin venir a cuento las miserias e interioridades ajenas, está fuera de lugar.

    No me parecerá nunca admisible el que alguien para demostrar su agudeza mental o su discutible sentido del humor haya de cargar la factura en la cuenta de la propia estima de otro; nunca estaré conforme con las alusiones gratuitas a todo aquello que, evidente o no, molesta a su protagonista al ser explícitamente mencionado en público; máxime si se ubica en el ámbito de su más estrecha intimidad.
    A veces la frontera entre el humor y la chabacanería es una línea bastante delgada… pero nadie debiera traspasarla, mucho menos aquellos que se suponen mejor dotados para guardar el siempre difícil equilibrio requerido, quienes de alguna manera son profesionales en esta labor.

    Es sólo mi punto de vista, pero aludiendo a los temas que se apuntan como origen y causa, opino que ni siquiera una carcajada unánime de toda la audiencia justificaría ni valdría el instante de turbación y sorpresa, de contenida contrariedad que tuvieron que experimentar los aludidos. Como hubiese sin duda dicho el señor Marcelino, un hombre de campo que había pasado por todo y conseguido a pesar de ello seguir mostrando una personalidad de las que le hacen a uno escuchar con toda atención y respeto, sencillamente: “esto no se hace”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s