“La peor ciudad del mundo donde vivir”.


Steve Jobs, director general de la multinacional Apple, ha hecho hoy público un comunicado informando de que se retira temporalmente para reponerse de sus problemas de salud.

Desalienta intuir tantas renuncias personales con el fin de llegar a determinados sitios y comprobar cómo la adversidad, con su filo de fría guillotina, nos acaba igualando a todos.

El infortunio se ha filtrado por la puerta acorazada y ha entrado en la mansión de los Jobs con la misma facilidad que traspasa el contrachapado de entrada de un piso de San Cosme o San Blas.

Hoy la noticia más leída de diario ABC es: “La peor ciudad del mundo donde vivir”.

Es indigno vivir en una ciudad como la siberiana Norislk pero que no nos quepa la menor duda de que, llegado el momento, el dolor se instala con la misma comodidad en un sillón de escay que en uno de piel: lamentablemente el sufrimiento es universal.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en ABC. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “La peor ciudad del mundo donde vivir”.

  1. Javi dijo:

    A veces parece que en el millón de años que llevamos en este planeta no hemos aprendido nada. Nos enorgullecemos contemplado todo cuanto llamamos “progreso” y nos engañamos pensando que lo controlamos y somos dueños de nuestro futuro.
    Pero no es así… no lo es en absoluto.

    Hemos tomado las riendas con la sutileza que utilizaría un elefante para subirse a unos patines; jugamos con el equilibrio natural como inconscientes aprendices de brujo; nos mostramos tan engreidos como faltos de cordura; parecemos olvidar que siempre, en este juego, la “parte más débil” a menudo somos nosotros mismos.

    De nada sirve el progreso material, el supuesto esfuerzo que ahorramos y el tiempo que ganamos si no sabemos invertirlo, si caemos prisioneros en la trampa de nuestra propia y arraigada ficción: “adictos al trabajo”, “yuppies entregados en cuerpo y alma hasta el punto de negarse toda vida personal, verdaderos estercoleros industriales inhabitables que son la moderna versión de las antiguas explotaciones confiadas a la esclavitud … o un puesto frente a un ordenador que no dista mucho, en la práctica, de las argollas de hierro que encadenaban una vida a una función.
    A veces hay suerte. Los médicos o un aviso pueden hacernos cambiar nuestras prioridades, mudar los hábitos y contemplar el día a día desde otro ángulo. Pero a pesar de todo ello sigue subsistiendo el problema de fondo: la solución cuando se encuentra a tiempo, el descubrimiento de esta verdad existencial y los remedios son siempre fenómenos particulares… y el problema es general, estructural, global.

    No sé en qué hayamos progresado si pienso que un importante porcentaje de la humanidad corre el riesgo de morir de hambre mientras otra parte, no menos importante, se arriesga a igual suerte por comer demasiado y por el estress. No veo por parte alguna la ventaja que supone haber cambiado la concepción que mantenían los antiguos romanos entre el “otium” (ocio, tiempo para uno mismo y su realización personal) y el “nec – otium” (el no ocio, el negocio, el trabajo); ellos tenían meridianamente claro que el importante, el que les distinguía de las bestias, era el primero, siendo el otro una mera necesidad… nosotros, me temo, hemos invertido la escala de valores.

    El equilibrio, el poder encontrar la medida y el valor de las cosas, es siempre importante; y en estas cuestiones: prioridades, tiempo, ritmo de vida y actitudes, resulta además ser vital.
    Cada cual debiera, con todo cuidado, sacar su propia cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s