“Autorretrato de los periodistas de derechas”.


Hoy me apetecía leer algo intrascendente, algo como la noticia sobre esa zarigüeya bizca que tiene enamorados a los alemanes, pero no puede ser. Los lectores del diario Público han decidido que la noticia más leída de ese medio sea “Autorretrato de los periodistas de derechas”.

Esta información habla del libro “Los cometas del apocalipsis” escrito por el periodista José María Izquierdo. Menudo elenco ha tenido a bien seleccionar el autor: hasta diez colegas de profesión, no de orientación, que van desde Hermann Tertsch hasta Fernando Sánchez Dragó pasando por Juan Manuel de Prada.

No me veo con ánimo de seguir a esos cometas en su anuncio del fin del mundo, pero la sarta de despropósitos pronunciada por estos líderes del movimento “de qué se habla que me opongo” seguro que sería capaz de arrancarnos más carcajadas que la visión de la divertida zarigüeya estrábica germana.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en Público. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Autorretrato de los periodistas de derechas”.

  1. Celia dijo:

    No me gustan las simplificaciones, ni creo en los colores llevados hasta el maniqueismo absoluto: ni todo es blanco, ni todo negro. Pero pareciéndome simplistas y mendaces ambas posturas, confieso que por mi particular forma de ser siempre he tenido ciertos reparos y muchas reservas ante los apóstoles apocalípticos… que siempre me han causado cierta repulsión los pájaros de mal agüero.
    El “cuanto peor, mejor” y “las cosas están muy mal” pueden, en demasiadas ocasiones, dejar exánimes las esperanzas, las ilusiones, los sueños; y después de todo esperanzas, iluiones y sueños son los que nos han hecho progresar siempre.
    La búsqueda de un mundo mejor ha estado tras cada paso adelante de la humanidad desde que pisa este planeta; el milenarismo profeta del fin de los tiempos sólo ha traído frustración e integrismo.
    No me gustan, para nada, las simplificaciones; pero las que se centran en los tonos más oscuros, las que de poder hacerlo nos negarían hasta el calor y la luz del sol que nos alumbra, éstas todavía me parecen más rechazables.

  2. Carlota dijo:

    Hay discursos que retratan, y lo hacen además en clave de lo esperado, lo conocido, lo repetitivo.
    El pensamiento unidireccional y monolítico, anquilosado y casposo, el que niega a los demás el pan y la sal de la razón, el que sólo atiende a sus tópicos y esquemas que llama verdades, es así: más de lo mismo, no hay esperanza fuera de lo que propugno y predico.
    Lo verdaderamente sorprendente es que haya quienes se dejen anestesiar y conducir por semejante táctica-práctica, quienes todavía encuentren cómoda y útil la delegación de funciones del pensamiento y la conciencia en estos heraldos del pesimismo y abanderados de la mano dura.
    Siempre me han dado miedo, terror incluso, todos los que en profetas de una idea descalifican toda posible opción, los que no ven ni saben ver sino a través de su particular y exclusiva lente, los que por diálogo entienden sermón y por conversación proselitismo, los que machaconamente postulan la única idea que admiten.
    Una puede comprender que un periodista tenga su ideología, y es consciente de la dificultad que encierra el deslindar información de opinión; pero lo que no comprende ya es este empeño interesado en que nadie más la tenga ni pueda formársela; este intento de aplicar la ley del embudo mental a todo el resto de la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s