“La rica heredera dispuesta a todo por Assange”.


Si tuviera 2.500 millones de fortuna familiar diría lo que me diese la gana. Claro que, ahora que lo pienso es lo que hago y así me va.

A partir de aquí poco tengo en común con Jemina Khan, de profesión rica heredera. Sólo un ejemplo, en la red social Twitter le siguen 31.100 personas y yo sólo tengo 6 pacientes amigos que me lo aguantan todo. Gracias chicos.

Las diferencias entre Jemina y la mayoría de los mortales son muchas. Una de ellas es que mientras algunos como acto de rebeldía vamos a comprar un CD en lugar de piratearlo, ella se larga a los juzgados de Westminster para celebrar la libertad bajo fianza del fundador de Wikileaks.

Su entusiasmo y su currículo bancario le han convertido en portavoz del atractivo ex convicto Julian Assange. Lástima que París Hilton no se interese por el conflicto del Sahara Occidental o de los territorios palestinos ocupados; todo seguiría igual pero por lo menos muchas personas que jamás leerían sobre el tema conocerían de su existencia.

Hoy la noticia más leída en el diario ABC es: “La rica heredera dispuesta a todo por Assange”.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en ABC. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “La rica heredera dispuesta a todo por Assange”.

  1. Pepe dijo:

    Una vez más sucede: chica “bien” que se monta la historia y pierde hasta… la conciencia, por un “chico malo”.
    Uno no sabe si se trata de un signo de rebeldía de quién no tiene motivo alguno para rebelarse, o un tema de suspense y diversión que motiva a quién, por estar ya de vuelta de todo, se encuentra a menudo desmotivada… o vaya usted a saber, que incluso puede ser altruismo en defensa de este particular mensajero paladín de la verdad. Porque si San Pablo vio la luz camino de Damasco, ¿por qué no va a poder ver encontrarla Jemina camino de los juzgados de Westminster?

    Que cada cual lo vea como desee, pero yo me quedo con mi propia conclusión: el dinero tal vez no dará la felicidad, pero desde luego es como Red Bull: da alas.

  2. Goyo Perbech dijo:

    No lo afirmo tajantemente, pero creo que tal vez estemos ante una variante de mecenazgo.
    Si en la Italia del Renacimiento algunas familias pudientes como los Médicis o los propios Papas se ocuparon de proteger el arte a través del apoyo a los artistas, tal vez ahora algunas personas, que por su posición se encuentran a cubierto de presiones, puedan ejercer este particular rol de protección. Parece ser que la información, la búsqueda de la verdad y la posibilidad de que cada cual pueda forjarse su propia opinión se configuran como un verdadero arte, digno de protección y lejos de la condición de derecho inalienable que se proclama por todas partes.

    No deja de ser una paradoja que en esta sociedad de la información, en un mundo en que se supone que la libertad es un valor reconocido y prioritario, quienes se apartan de los cauces y pautas establecidos deban acogerse a esta particular protección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s