“Los controladores revientan el puente al llevar el caos al espacio aéreo español”


La complicidad con los miles de pasajeros que han visto cancelado su vuelo es inmediata: es injusto vivir una situación como esta.

Hoy la noticia más leída en el diario La Vanguardia es: “Los controladores revientan el puente al llevar el caos al espacio aéreo español”.

Mi hijo insiste en que ponga un foto de los Simpson en lugar de la de José Blanco: tal y como ha ido resolviendo la negociación durante estos meses, da igual poner una u otra.

Llevamos toda la tarde viendo en las diferentes televisiones a personas con sus planes truncados para este puente. Curiosamente a los controladores a penas les hemos visto explicando a qué se debe su actitud. Quizás será porque no tienen nada que decir pero mucho me temo que resulta incómodo ponerles un micrófono delante.

Es evidente que ellos han sido el brazo ejecutor, los últimos responsables de todo este despropósito imperdonable, pero no nos equivoquemos, este es un clarísimo ejemplo de cómo no se debe resolver una crisis por ninguno de los dos lados: con prepotencia, sin diálogo, sin intención de llegar a un acuerdo y escuchar, con ganas de imponer una única voluntad sin más. Y además demonizando.

Los controladores han provocado una situación sin precedentes en España y han truncado los planes de miles de personas pero el ministro de Fomento, José Blanco, debería reflexionar sobre la gestión que ha venido haciendo de la crisis que ha sido a todas luces caótica desde sus inicios.

Anuncios

Acerca de Tudi Martín

Siempre comunicamos, incluso cuando no lo pretendemos. La comunicación lo es todo y escuchar nos hace mejores. Desde esa convicción no me canso de prestar atención a quienes tienen cosas que contar. Gracias por la visita.
Esta entrada fue publicada en La Vanguardia. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a “Los controladores revientan el puente al llevar el caos al espacio aéreo español”

  1. José Luis dijo:

    Esto parece reabrir la polémica frase de: ¿Quién vigila al vigilante?
    Porque hoy es obligado preguntarse “quién controla a los controladores” o si tal vez están descontrolados.

    Nadie discute el derecho constitucional de los trabajadores a la huelga, que se trata de una conquista social que llevó tiempo y sangre alcanzar.
    También es sabido que ésta, la huelga, para que cumpla su función ha de tener su repercusión y hacerse sentir, lo que necesariamente se traduce en molestias para un colectivo más o menos amplio de ciudadanos.
    Lo que ya resulta más discutible es el límite, la frontera entre ese derecho y lo que pueda afectar su ejercicio.

    Una huelga siempre es difícil de explicar a todos aquellos a quienes de un modo u otro perjudicará, y todavía es más difícil de justificar esta postura de fuerza cuando la huelga no es “legal” ni anunciada, sino solapada y encubierta.
    Por último si caemos en la cuenta de lo peculiarísimo de la situación de estos trabajadores, de su encuadramiento en sindicatos a todos los efectos de élite y que escudándose en argumentos relacionados con los turnos y descansos lo que en realidad subyace, una vez más, está en la esfera de las reivindicaciones económicas; la postura incotrolada –esperemos que no incontrolable- de los controladores, se muestra con un rostro insolidario e inadmisible.

    En plena crisis, cuando los que nos gobiernan exigen sacrificios de todos, sería difícilmente justificable que el ministro Blanco tuviese que bajar la cabeza ante la amenaza, rendirse a la presión de los hechos consumados.
    Claro que el no hacerlo significa gestionar, gobernar, buscar y encontrar soluciones.
    Yo, hoy por hoy, no lo tengo nada claro.

  2. Paloma Díaz dijo:

    La posibilidad de militarizar el espacio aéreo, de echar mano de los chicos y chicas de uniforme, no pasa de ser un parche, una contramedida ante la presión de los huelguistas.
    No es de recibo la solución militarizada, como tampoco lo es el recurso a la amenaza a través de la libre circulación de trabajadores en la UE que permitiría, dado que el control de los vuelos se realiza en inglés, el dar entrada a personas más o menos cualificadas procedentes de países europeos.
    El verdadero problema es de fondo: no hay diálogo claro, tampoco entendimiento en el horizonte y sí muchos desencuentros y un historial de presiones que siempre alcanzan sus fines.
    Se trata de un tema que repunta periódicamente y que está por resolver. Nadie ha entrado a fondo en la cuestión, ni tampoco en forma; y así nos va.

    En este momento es un cierto alivio el comprobar que Rubalcaba ha tomado cartas en el asunto, porque en principio parece un gestor más cualificado y capaz que José Blanco.
    Ahora la cuestión capital radica en si todavía hay tiempo de acordar sin romper y si esta vez se tratará de una nueva prórroga o si se tomará decididamente el camino de una solución más duradera y admisible.

  3. Antoni Llaguera dijo:

    Alguien sabria decirme cuantos subsidios de 426 euros hace falta amontonar en pago de las millonadas que se estan perdiendo estos dias por Aena y las empresas turisticas, de donde van a salir los dineros y quien va a pagar esta cuenta.

  4. Marilo dijo:

    Unos datos y dos preguntas:

    El gobierno ha pasado, en tan sólo unas horas, de abogar por privatizar el servicio a movilizar y militarizar los trabajadores que lo atienden mediante el recurso a proclamar el estado de alarma; una de las tres situaciones constitucionalmente previstas para las más graves situaciones e inédita desde la instauración de la democracia.
    Se ha reaccionado tarde y mal y parece ser que en absoluto se tenía prevista una eventualidad semejante.

    Los trabajadores del control aéreo perciben sueldos, de media, equivalentes a cuatro veces el que corresponde al presidente del Gobierno, y más de tres veces el que se asigna al presidente del Consejo General del Poder Judicial. No se sostiene, en teoría, ni el argumento de la responsabilidad ni el de la preparación específica cualificada.

    El gobierno ha tenido más de diez meses para negociar, acordar, prever y resolver la crisis larvada con este colectivo de 2.400 trabajadores que son, hoy por hoy, insustituibles. Han faltado voluntad de negociar y resolución y tacto para hacerlo. El ministro de Fomento se ha mostrado ineficaz y el vicepresidente ha debido recurrir a medias fuera de los parámetros normales. El presidente no ha tomado las riendas en una situación como poco tremendamente delicada.

    Los controladores argumentan que las motivaciones de las bajas por enfermedad solicitadas se deben al cansancio por la jornada laboral y al número de horas trabajadas. Aducen también lo unilateral de las medidas decretadas y que lesionan los acuerdos recogidos en el convenio colectivo.
    Completa el dato el que, según Eurocontrol, un controlador español gestiona un 26% menos de tráfico de media que cualquier homólogo europeo y que gran parte del montante de su salario proviene de la realización de “horas extraordinarias”, que también se pagan al doble del importe que sus equivalentes en Europa.

    Y ahora las preguntas:
    Etado de alarma, recurso al Código Penal Militar para unos civiles a quiénes se pretende “privatizar”, descrédito internacional, pérdidas millonarias, graves perjuicios a la ciudadanía; ¿era necesario dejar que se deteriorase tanto la situación a riesgo de tener que acudir tarde y mal a medidas excepcionales?
    Se trata de solucionar por decreto, de no querer entrar al diálogo ni a analizar las verdaderas bases del problema; un ejercicio, uno más, de prepotencia, imprevisión e irresponsabilidad.

    Si se constata y denuncia por los controladores que hace falta diseñar condiciones laborales que disminuyan las horas de trabajo y la presión que conllevan; ¿por qué entonces no se reivindica un aumento de las plantillas en lugar de discutir las retribuciones por las horas extraordinarias?
    Parece tratarse más de una posición de defensa numantina de los privilegios adquiridos que de la búsqueda de condiciones de trabajo más racionales.

    Unos y otros lo han hecho francamente mal; ésta es al menos mi conclusión.

  5. Justina del Montón dijo:

    Evidentemente mi nombre es un seudónimo, pero responde a mi estado mental en este momento. Trato de ser justa y formarme mi propia opinión sobre lo que se nos ha venido encima. Tal vez por eso me ha apetecido entrar en un blog que mantiene y dirige un controlador aéreo, a la búsqueda de la otra versión de la noticia. He encontrado en él un razonamiento de una trabajadora del control aéreo en el que devolvía la pelota a los señores del gobierno; lo copio tal como aparece:

    “POR CIERTO Sres. Del gobierno, porque no APROBAIS UN DECRETAZO QUE ELIMINE:

    – El cobrar el complemento de Director General de por vida cuando ya habéis cesado en el cargo. Porque tenéis que cobrar por un trabajo que ya no hacéis. Vamos, por esta regla de tres, cuando me echen seguiré cobrando el sueldo de por vida.

    – Fiscalización de todos los gastos superfluos que tenéis (estoy cansada de ver vuestras dietas en las que vais siempre a hoteles de 5* y comidas que salen a 80- 100 € por comensal). Me diréis que no es posible hacer un concierto con una cadena de hoteles normalita (limpios y decentes) de forma que yo como ciudadana no os tenga que pagar estos hoteles tan caros, cuando yo puedo salir, como máximo me puedo permitir 3* y a vosotros os tengo que pagar hoteles de 5*, no hay derecho.

    – Todos los españoles tendremos que trabajar hasta los 67 años (próxima aprobación) para tener derecho a la jubilación. Porque a vosotros os BASTAN 7 AÑOS DE COTIZACIÓN, es una vergüenza.

    – En cuanto al tema de que os habéis bajado y congelado el sueldo, me rio de vuestra bajada y congelación, si a principio de legislatura me lo subo un 30% como hicisteis, ya me va bien después bajármelo un 7%, en definitiva me queda un 23% más que antes. Venga que ya no me engañais.

    – Porque no elimináis los contratos que hacéis en la administración a empresas externas de amigos. Para que la gente lo sepa, estoy cansada de ver como le quitan el trabajo a un funcionario para dárselo a una empresa externa amiga, para posteriormente cuando acabe la legislatura podáis tener buenos contactos. No os habéis fijado que tras cambiar el gobierno un gran tanto por ciento de políticos acaban en consultoras, etc…

    VENGA!!!! Tenemos una CLASE POLÍTICA vergonzosa, hay que ser burro para aprobar por decreto modificaciones que afectan a condiciones laborales, que no se ha negociado, el día antes de un puente. Y YO QUE SOY UNA MAL PENSADA CREO QUE LO HAN HECHO CON TODA LA INTENCIÓN DEL MUNDO, así pueden tapar la polémica del resto de medidas aprobadas en el decreto, como que a los que ya no tienen nada les quitan el PRODI (la ayuda de los cuatrocientos y pico de euros). Para ser POLITICO hay que tener VOCACIÓN y NO AMBICIÓN, se mete uno en política para ATENDER y no para VIVIR DEL DINERO DE LOS CIUDADANOS Y ENGORDAR LA CUENTA (véanse todo los casos que hay en los juzgados por robo y malversación de caudales públicos) NO HAY NI UNO QUE SE SALVE.

    CIUDADANA INDIGNADA, CON LOS PRIVILEGIOS DE LOS POLÍTICOS, LO QUE HACEN CON NUESTRO DINERO, LA FALTA DE CAPACIDAD PARA GESTIONAR Y ORGANIZAR, Y DA IGUAL EL COLOR, TODOS LOS QUE HAN PASADO POR AQUÍ SON IGUALES.”

    No quito importancia ni trascendencia a lo que ha sucedido, pero creo que quiénes predican la moderación y la honestidad deberían primero hacerla brillar en su propia casa.

  6. María Lourdes García dijo:

    No hay derecho al linchamiento que se está produciendo ante la opinión pública. La gente no ve más allá de las vacaciones perdidas o el vuelo que no ha salido, pero desconocen la causa y no responsabilizan al verdadero culpable.
    Se dice que los controladores no dan la cara, pero no es fácil hacerse oir en una prensa que mayoritariamente está influida y mediatizada, subvencionada tanto por el gobierno como por determinados grupos económicos.

    Soy hermana de un controlador, y por eso sé algo más sobre esta situación y conozco la causa que ha llevado a ella. Para quienes deseen conocer más les adjunto las referencias a un par de blogs en los que estos trabajadores se explican y adjunto también algunos párrafos:

    Del blog Sinergia Sin Control:
    “(…) El precio de la hora extra, a lo largo de los años, ha subido a precios absurdos; si un controlador dice “mira, no quiero hacer más horas, que si no, no tengo vida familiar” y se le dobla o triplica o decuplica el precio de la hora extra, o más, al final, acabará por echar dichas horas. Eso condujo a que el sueldo de los controladores, gracias a que AENA no quería (o no podía) cubrir la plantilla de manera normal, se disparase gracias a las horas extras.”
    Y aquí ha entrado el gobierno, a través del Pepiño Blanco a decir que era una barbaridad lo que cobraban estos chicos, que es una vergüenza. Llevamos años en los que se podía y DEBÍA haber aumentado la plantilla.
    En este momento, cualquier persona medianamente inteligente adivinaría que Pepiño Blanco no aprobó matemáticas ni de coña, porque esto era fácilmente deducible de la anterior reforma; pero el ministro no se arredró, y se le ocurrió una idea; para evitar que los controladores llegasen y sobrepasasen el cupo máximo de horas que la ley permite y habida cuenta de que no es posible remplazarlos, decidió, también por decreto que no contabilizarían en esas horas máximas anuales todas aquellas que no pasen efectiva y presencialmente controlando; dicho de otra manera: cuando están enfermos esas horas no contabilizan y se descuentan a todos los efectos, salario incluido.: si tienes un resfriado, una operación o debes atender a un hijo enfermo, esas horas no cuentan ni las cobras.
    “Entre ellas se encuentran los permisos sindicales, las imaginarias y las licencias y ausencias por incapacidad laboral.”

    Del blog: Controladores Aéreos y Otras Hierbas:
    (…) En lugar de leer los periódicos pagados por el gobierno lee el Boletín Oficial del Estado, ahí está todo y luego decides lo que te crees y lo que no.
    Otro dice que vivimos en un estado de derecho. Pues va a ser que no. El primer decreto ley que nos cascaron anuló nuestro derecho a la negociación colectiva violando la Constitución. Pues ahí está.
    Me abren dos expedientes disciplinarios por escribir una mariconada de blog. Tengo dos juicios pendientes, que cada cosa que vosotros tenéis por ley yo tengo que ganarla en los tribunales y eso si tengo suerte, que si no me jodo, porque soy controladora y no se me aplica ni de coña la misma justicia que a vosotros lo creáis o no.
    Mis huelgas las pactan sindicatos en los que no hay ni un controlador y me nombran servicios mínimos del 120%. Si eso es tener derecho a la huelga que baje dios y lo vea.
    Ponemos a la opinión pública en nuestra contra: mentira, siempre lo ha estado porque nadie se ha molestado en escuchar los argumentos y datos que llevamos dando un año. Sólo oyeron 360.000 y no pasaron de ahí.
    ¿Para qué cojones creéis que nos han cascado tres decretazos y una orden ministerial?
    En el primero nos ampliaron la jornada por el morro en seiscientas horas al año, que está de puta madre.
    Nos crujieron el sueldo y resulta que todos sabéis lo que yo gano porque lo dicen en la tele. Pues tampoco es verdad ni por los cojones. No gano 200.000 euros al año por mucho que diga el ministro. Ni eso ni la mitad.
    Si os molestaseis en mirar mejor, veríais que hace nada la directora de navegación aérea se soltó el moño diciendo que pedíamos más dinero saliendo de una reunión de la que existe un acta en la que no figura semejante petición. Un juez la obliga a retractarse, pero vosotros sólo oís lo que os da la gana. Y somos los malos para variar. Y de éstas hay mil.
    Hemos presentado cientos de demandas por incidentes de seguridad, por irregularidades de todos los calibres. Van a parar al fondo de un cajón. Estamos recurriendo a tribunales europeos porque lo de España es el coño de la Bernarda.
    En el segundo decretazo nos quitaron los descansos y se concedieron barra libre para ponernos a currar como animales y nos obligan a estar disponibles 365 días al año, 24 horas al día. Esto se lo comento a los médicos que me dicen gilipolleces, que ninguno curra todos los días.
    Me obligaron a trabajar doscientas horas al mes a turnos de mañana, tarde y noche. Y para el subnormal que dice que trabajo como todo el mundo 40 horas a la semana, eso son 160. O sea, que yo trabajo el equivalente a cinco semanas en un mes de cuatro, cuando por ser trabajo a turnos debería currar bastante menos.
    Al que le salga de los huevos que se lea cualquier estudio del efecto del trabajo a turnos sobre el organismo. La mitad de los que me ponéis a caldo dormís mal dos días y estáis hechos una mierda. Yo llevo haciendo turnos sin rechistar catorce putos años, así que no me jodáis.
    Y es muy fácil imaginar mi curro desde vuestros sofás, durmiendo ocho horitas cada noche. Si venís a currar conmigo a turnos un mes en una semana no podéis con vuestros huevos.
    No somos controladores suficientes, y es lo que hay. No damos abasto coño. No os queréis enterar. Nos exigís currar todos los días para tener vuestros putos puentes y vuestras putas vacaciones. ¿Dónde cojones dice que seamos vuestros esclavos? ¿Por qué vosotros tenéis todos los derechos del mundo y nosotros NINGUNO?
    A pesar de que nos aumentaron un huevo las horas, como los de AENA son unos inútiles nos hicieron currar como putas en verano y se quedaron sin sus propias putas horas. Y yo no puedo trabajar por encima de lo que estipula la ley porque me meten en la cárcel.
    Solución: otro decretazo, el de hoy, que hace desaparecer vacaciones, bajas, permisos, reducciones de jornada por maternidad etc y así salen horas por un tubo. Y con efecto retroactivo, que ya es para cagarse.
    Vuestro puente de puta madre, y yo curro dieciséis meses al año.
    Me decís que pobrecitos vuestros parientes, que no podéis ir a verlos. Yo he tenido UN fin de semana libre en nueve putos meses. Han operado a mi madre tres veces y la he visto cinco días.
    Y os atrevéis a decirme que vuestras familias son más importantes que la mía.
    Y ahora viene la mierda de los militares. Somos dos mil civiles, y no hay ni doscientos controladores militares aprovechables para hacer nuestro trabajo. Controlar no es conducir, y para que un militar haga mi curro tiene que saberse mi espacio aéreo, mis procedimientos, la geografía de mi zona de pe a pa. O sea, que necesita un par de mesecitos o más. Sin contar con que yo muevo sesenta aviones a la hora y ellos no pillan ni la cuarta parte. Por no decir que van tiesos de inglés para vuelos comerciales (…)
    El que quiera ser un esclavo que lo sea, no me contéis que vuestros curros son peores, espabilad y luchad en lugar de lloriquear, pero yo defiendo el último derecho que me queda, que es el de pelear por recuperar mis derechos (lo que vosotros llamáis privilegios, que manda huevos) y mi dignidad profesional y personal.
    Y si lo consigo bien y si no me largo del curro. Haceos controladores vosotros y así os curráis los puentes unos a otros y tan ricamente. Os va a encantar.
    Mola que sólo a una persona le haya llamado la atención que en todo este tiempo no se haya oído a los controladores. No nos dejan hablar en la tele ni salir en los periódicos porque al Gobierno no le interesa que se conozca nuestra versión. Sólo tenéis la suya.
    Feliz puente.

    • Tudi Martín dijo:

      Creo muy sinceramente que, para conseguir ser justos, deberíamos leer este comentario de Lourdes. Yo no tengo un hermano controlador pero, a pesar de no excusar jamás la acción tomada, para formarse un criterio “no contaminado” hay que oír a las dos partes.
      Los ciudadanos, hasta el momento, sólo hemos podido escuchar una, la que ha acabado resultando seriamente perjudicada pero ¿por qué ha sucedido todo esto? No nos dejemos contaminar e investiguemos; hoy en día es fácil hacerlo gracias a las nuevas tecnologías. Después podremos opinar con conocimiento de causa y no con opiniones impuestas por otros.

  7. toni dijo:

    Estamos de lujo: un gobierno de inútiles y una minoria a la que sus prebendas no salen ya a cuenta por la rebaja en el precio. Nada que ver con la mayoria de gente que somos los que pagamos a unos y los otros y sufrimos las consecuencias.

  8. Marta Cifuentes Lladró dijo:

    Parece que el Prat vuelve a la normalidad lentamente, pero lo que no volverá es la festividad del sábado ni las horas perdidas. No se trata de indemnizar los costes en dinero, que ese descanso que se convirtió en pesadilla y cabreo no tiene precio.

  9. Ferran dijo:

    Esta ya esta tragada, pero a ver que medidas se toman. Esto no se puede volver a repetir y ademas alguien deberia pagar por ello.

  10. Marite Guallar dijo:

    Mi hijo está destinado en Tenerife, y no he podido pasar con el mi nuera y mis nietos estos dias. Tardare en poder mirar una torre de control y no sentir esta rabia.

  11. Ramon Lopez dijo:

    tienen un trabajo seguro y cobran bien, se han pasao siete pueblos, esto no se hace asi, los que se han perdido el puente no tenian la culpa de nada.

  12. Carles Grau dijo:

    Esto ha sido una manera de chantaje con todos nosotros como rehenes. No hay justificación posible para lo que ha pasado.

  13. Txema Albert dijo:

    Ahora que lo peor parece haber pasado (espero, mejor dicho ansío, que no para todos) me quedan personalmente claras dos cosas.
    1.- La Huelga es un derecho constitucional; la Huelga Salvaje un delito o-
    2.- Es posible que la definición de “Clase Social”, tal como se definía en el marxismo ya no sea aplicable en los tiempos que corren. La de “clase” no, pero la “casta” sí, especialmente después de las palabras escuchadas a “don” Javier Zanón, portavoz en Baleares de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), quien –en un ataque de sinceridad- afirmaba sin que se le resquebrajara su cara de cemento: “No somos reponedores de PRYCA”, en referencia al stress a que su actividad laboral se ven sometidos los controladores. Y tiene razón. Ni en toda su vida un@ reponedor@ de PRYCA podrá ganar lo que uno de estos sufridos controladores gana en un par de años.

    Ahora, la crisis le llega –como antes a todos- a un gremio que no ha sabido estar a la altura de las circunstancias (normativa europea, adecuación de su régimen laboral al de otros trabajadores, etc., etc.). Pero como dice el refrán… “que cada palo aguante su vela”.

  14. Meritxell Roig dijo:

    Conforme una va leyendo la prensa cada vez comprende menos lo sucedido. No estoy segura de que solo unos sean los culpables y creo que tanto el govern como los controladors nos cuentan la parte que les interesa.
    A cadascú el que sia seu i l’encens per Déu.
    A cada uno lo suyo y el incienso para Dios.

  15. Luisma López dijo:

    Las aguas están turbias y no se adivina tampoco quién pueda ser el pescador que saque provecho. Lo que sí está claro es quiénes han tenido que pagar la cuenta: todos los ciudadanos.
    En esta historia bastante sórdida de verdades a medias y desencuentros la primera víctima es la razón.
    Creo que la solución al problema, antes que a un ministro prepotente con poca base intelectual, todavía menos capacidad de diálogo y nula de resolución, debía haberse encargado a un estudiante de arquitectura o a un simple albañil.
    La cuestión, según parece, estriba en la carga y la resistencia: demasiadas horas, excesivo estrés y responsabilidad, situación difícil de soportar durante mucho tiempo. Pues bien, es de sentido común que la viga que soporta semejantes esfuerzos debe ser reforzada, colocando otra gemela pareada si es preciso.
    Un buen arquitecto conoce las cargas y las flechas de los materiales, sabe hasta dónde puede aguantar una viga y coloca las necesarias para que nada se venga abajo; pero no cuando la ruina es inminente y el edificio cruje por todas partes, sino con antelación.
    Si no se ha hecho así por quienes tienen los medios y la responsabilidad de dimensionar y gestionar, de nada sirven las exhortaciones a que resista, incluso coaccionándola con acabar hecha cuchillas de afeitar si cede; como tampoco culparla en exclusiva del derrumbe si llega a producirse.
    Tal vez la viga no aguante, quizá tenga algún vicio oculto, pero la culpa en gran medida seguirá siendo del arquitecto.
    Una vez más el sentido común se reputa el menos común de los sentidos.

  16. Virginia dijo:

    Lo que está claro es que por muchas culpas que se le achaque al gobierno, los controladores nunca tendrán la opinión pública de su parte, especialmente después de la huelga salvaje.
    Pero el gobierno también debería explicar algunos agujeros negros del consejo de ministros, de su información privilegiada y de su imprevisión, de esa forma de manejar el BOE en relación con los controladores.

  17. Enric Reula (metge) dijo:

    Si todos los que ejercemos profesiones de emergencias hiciéramos lo que habéis hecho los controladores este país se iría al carajo, junto con sus ciudadanos, en dos segundos.
    Como médico le digo a todo controlador, que cuando me incorpore a mi guardia, y venga su madre con un IAM , al igual que si trae a su hijo con una fractura de base del cráneo, o él mismo se ha dado una piña en la autopista, los voy a dejar en la ambulancia que se mueran, puesto de acuerdo con mis compañeros, que tampoco le van a echar ni un vistazo ni por encima. Nos iremos todos a la misma hora de nuestro puesto de trabajo para reivindicar nuestros derechos y el que la palme, que se joda.
    A ver, controlador: ya en el asunto le diré a un amigo bombero que cuando se incendie tu casa, que lo deje y se vaya con sus colegas todos de picnic al hotel más próximo al incendio, porque ellos también están a veces cansados y no se reconoce debidamente su labor.
    ¿Te parecen aceptables estas posuras?, ¿ suenan fuertes, no? Pues esto mismo hemos sentido todos los que habéis dejado en tierra: la rabia de la injusticia y el abandono, ser tratados como ganado o mercancías. No somos moneda de intercambio ni podéis usarnos como tales.

    Me parece muy bien que luchéis por vuestros derechos, que os mováis por lo que pensáis que os corresponde. Pero no me parece de recibo, como lo habéis hecho; es INACEPTABLE vuestra actitud, asi NO se hacen las cosas.
    En la misma situación a mí me meterían un expediente de cojones y con total seguridad sanciones administrativas, penales y civiles, incluida la cárcel por homicidio imprudente y denegación de auxilio. Esto es lo que podría esperar si actuase como vosotros, por no citar las seguras indemnizaciones millonarias a asumir y la ruina total antes de que la responsabilidad subsidiaria de mi hospital entrase en juego para cubrir la diferencia.
    Habéis ido demasiado lejos, no son formas de actuar que pueda secundar ni comprender nadie. No os coja de sorpresa si os quedáis solos en vuestra lucha.

  18. Estela Couto dijo:

    Me parece sencillamente increíble. Acabo de leer las declaraciones de José Blanco en “La Voz de Galicia” y he quedado sorprendida. No por lo que reza la noticia, sino por el descaro de quién hace las declaraciones, el Sr. Ministro de Fomento.
    Hace falta mucha cara dura para enjuiciar y opinar sobre las actuaciones ajenas apelando a las responsabilidades y quedarse fuera, sin meter en el juego su propio papel, que no es en absoluto irrelevante.
    Entre otras afirmaciones también brillantes, el Sr. Blanco dice: “Todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad. Hay decisiones personales, hay decisiones colectivas y habrá sanciones individuales y también sanciones desde el punto de vista de la responsabilidad de quienes dirigían el sindicato. Pero no seré yo quien dirima esas responsabilidades, sino los jueces y el expediente que ha iniciado Aena en relación con cada uno de los trabajadores que debían haber acudido a trabajar.”

    Y ya en directa y lanzado sigue afirmando que el problema con los controladores radica en que: “El problema de los salarios, además de escandaloso e ilegal, hacía ineficiente nuestro control aéreo. Era el más caro de Europa y el de menos productividad.”

    Por lo visto él es un mero espectador, alguien que no ha tenido nada que ver, que simplemente pasaba por ahí, Es el Sr. Blanco además de un ejemplo de eficacia y responsabilidad, y su propio salario lo gana con creces, más allá de toda duda.
    Terminaré como comencé: sencillamente increible.

  19. Jaume Puigvert dijo:

    Desde el gobierno todos han dicho la suya estos días: Blanco, Rubalcaba, incluso Bono, pero nadie ha escuchado decir nada a Zapatero ¿habrá alguna razón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s